PSOE, PRC y Podemos han decidido una iniciativa conjunta para que el Parlamento de Cantabria inste al Gobierno regional a pedir al Ejecutivo central, actualmente en funciones, que se "restituya" el sistema de sanidad universal y se derogue la reforma sanitaria que éste llevó a cabo en 2012.

Esta proposición no de ley de socialistas, regionalistas y Podemos, que la Mesa del Parlamento regional admitió a trámite la semana pasada, saldrá adelante con casi toda seguridad cuando llegue a Pleno ya que estos tres grupos suman mayoría en la Cámara legislativa regional.

De esta forma, restará por confirmarse el voto del PP —que es el partido que impulsó desde el Gobierno central la reforma sanitaria de 2012— y el de los dos diputados del grupo mixto-Ciudadanos.

En la exposición de motivos, consultada por Europa Press, se afirma que el Real Decreto 16/2012, de Medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, aprobado hace exactamente cuatro años "supuso una transformación profunda" del sistema sanitario y ha tenido, a su juicio, "efectos devastadores sobre la población más vulnerable".

Se mantiene desde estos tres grupos que con esta reforma se "redujo" la cartera básica de servicios, disminuyéndose la aportación pública sobre medicamentos, prestaciones y recursos sanitarios, y aumentándose, con ello, el gasto para las familias, y "se modificó el derecho de acceso al Servicio Nacional de Salud", "excluyéndose" del mismo a las personas en situación irregular.

PSOE, PRC y Podemos sostiene que, como en otras comunidades autónomas, en Cantabria, desde el pasado verano —cuando llegó el nuevo Gobierno a la región— se han indo tomando medidas para ampliar el acceso al sistema por parte de estas personas pero consideran que estas medidas "no han sido suficientes".

Y es que estos tres grupos reconocen que las comunidades autónomas "carecen de competencia para revertir la profunda modificación del sistema sanitario" y, por ello, quieren que desde el Ejecutivo regional inste al Gobierno central a emprender una reforma legislativa que "restituya" la sanidad universal y derogue los contenidos del Real Decreto.

También propone que desde Cantabria se inste al Gobierno central que se incorporen "cláusulas de flexibilidad que garanticen la atención en todo momento", evitando que la falta de prueba de un requisito sea una "barrera insalvable".

Se propone que se contemplen mecanismos de evaluación y seguimiento que permitan garantizar la efectividad de la misma.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.