El Parlamento gallego ha demandado este miércoles a la Xunta, solo con los votos a favor del PPdeG, la elaboración de un programa de inserción laboral para mujeres víctimas de violencia de género.

Esta propuesta contempla tres peticiones centradas en: la realización de un itinerario de inserción —que contemple orientación y asesoramiento—; la formación para el empleo y actuaciones de apoyo a la conciliación.

La diputada popular Rosa Oubiña ha defendido esta iniciativa con el objetivo de que las víctimas de violencia machista tengan un empleo que "les permita iniciar una nueva vida independiente, libre de violencia y lejos del agresor".

Tras iniciar su intervención condenando los últimos casos de violencia machista en Galicia, Oubiña ha defendido el sistema integral de asistencia a víctimas de la Xunta, al tiempo que apuesta por un "nuevo impulso" con una atención especializada y con subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para el desarrollo de este programa. Para ello, destaca que este año los presupuestos del Ejecutivo autonómico reservan 650.000 euros para la integración laboral.

Postura oposición

La oposición ha criticado esta iniciativa por encontrarla "vacía de contenido", y el PSdeG y Grupo Mixto han presentado sendas enmiendas que no han sido admitidas por los populares.

Así, mientras PSdeG, AGE y Grupo Mixto han votado en contra de la iniciativa, el Bloque ni siquiera ha llegado a emitir su voto en señal de protesta.

Y es que Carme Adán (BNG) ha tachado de "tomadura de empleo" esta iniciativa después de que los populares hayan "votado en contra" varias veces para llevar a cabo un plan de empleo femenino, "promesa de Feijóo en la toma de posesión de 2009".

De este modo, Carmen Acuña (PSdeG) ha censurado que de las 5.210 denuncias de víctimas de violencia machista en 2015 solo 29 encontraron empleo, por lo que cree que en las políticas del PP no hay "nada de nada" de inserción laboral.

De hecho, ha comparado Acuña que con el bipartito una víctima de violencia de género podía tener acceso a un empleo de 34 meses, mientras que con Feijóo en la Xunta son "solo seis (meses) en el caso de tener cargas familiares".

En la enmienda, el PSdeG reclamaba modificar la orden por la que establecen las ayudas para el fomento del empleo en colaboración con entidades locales, con una partida específica y permanente para víctimas de violencia de género. Asimismo se pedía que se establezca una contratación de 12 meses, a tiempo completo y con plazo de solicitud abierta durante todo el año.

También ha presentado una enmienda el Grupo Mixto -igualmente rechazada por los populares_ con el fin de "garantizar y facilitar la permanencia en el empleo", según ha explicado Carmen Iglesias, pues reprocha que la Xunta apuesta por contratos laborales en precario para las mujeres.

Asimismo, Eva Solla (AGE) ha criticado que los 650.000 euros que reserva la Xunta para este año solo supongan "130 euros" por cada mujer víctima de violencia machista.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.