La Dirección de Tráfico del Gobierno vasco ha activado, entre los meses de noviembre y abril, el Plan de Vialidad Invernal en su fase de seguimiento e información en once ocasiones, por descenso de la cota de nieve por debajo de 1.000 metros, sin que se hayan producido "problemas significativos" en la red de carreteras.

En ocho ocasiones, además, se ha procedido a pasar también a la fase operativa, por descenso de la cota de nieve por debajo de los 700 metros, según los datos aportados por la Dirección de Tráfico.

Tanto en la fase de información como en la operativa se han producido descensos respecto al periodo invernal anterior. De este modo, la cifra total de activaciones ha pasado de doce en el periodo 2014-2015 a las once de este invierno, mientras que la fase operativa ha bajado de nueve hace un año a las ocho actuales.

El primer episodio de nieve tuvo lugar los días 21 y 24 de noviembre, con la cota de nieve situada en torno a los 700-900 metros, como consecuencia de la llegada de una masa de aire polar, que provocó que el termómetro "se desplomase" con temperaturas bajo cero en Álava, tras "unas atípicas semanas de noviembre con temperaturas propias de agosto", han explicado desde el Ejecutivo vasco.

Puertos de montaña como Opakua, Herrera, Bernedo, Orduña y Zaldiarán sufrieron cierres temporales para el paso de camiones y fue necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno para los turismos. El temporal de nieve causó problemas circulatorios en la autovía de Leitzaran A-15, a la altura del área de servicio de Pagozelai, tras quedarse un camión cruzado en sentido hacia Pamplona.

El segundo episodio de nieve se registró entre los días 14 y 16 de enero, con la cota de nieve situada entre los 600-800 metros, ocasionalmente de 500 metros, lo que obligó a pasar a la fase operativa. Tras una "anormal bonanza meteorológica" durante el mes de diciembre e inicio de enero, se registraron abundantes precipitaciones y tormentas de granizo, con temperaturas máximas de 5-7 grados en el interior y de 10 grados en la costa.

Puertos como Opakua, Herrera, Orduña y Altube requirieron del uso de cadenas o neumáticos de invierno para poder atravesarlos, para todo tipo de vehículos.

El tercer episodio de nieve se sufrió entre los días 6 y 7 de febrero, con la cota de nieve en torno a los 800 metros. En este caso, no generó ningún tipo de problema circulatorio, al tratarse de un episodio corto y con precipitaciones de poca intensidad.

Dos días más tarde, el 9 de febrero, fue, sin embargo, necesario proceder al cierre de la vía N-634, entre Zumaia y Zarautz, ante la situación de riesgo en seguridad vial generada por la altura de ola e impacto en costa en los períodos de pleamar.

El invierno "irrumpió verdaderamente" en Euskadi con el cuarto episodio de nieve que entre los días 14 y 16 de febrero, con la cota de nieve situada entre los 200 y los 300 metros.

Además del cierre de los puertos de Opakua, Azazeta, Kurtzeta, Orduña, Bernedo y Herrera, para todo tipo de vehículos, se registraron varios desprendimientos de tierra y piedras en la red secundaria y la autovía de Leitzaran A-15 permaneció cortada en ambos sentidos, durante casi dos horas, en la mañana del 15 de febrero, por presencia de nieve en calzada.

Antes de la finalización del mes de febrero, se registraron otros dos episodios de nieve: entre el 17 y el 19 y el 26 y el 29, ambos con activación también de la fase operativa y movilización de la grúa pesada de la zona de A-1 Agurain en el segundo caso.

Entre los días 27 y 29 de febrero, se mantuvo también activada la fase inicial del Plan Especial de Emergencias por el riesgo de inundaciones, ante la situación de las cuencas, especialmente la del Zadorra.

Marzo y abril

Durante el mes de marzo se produjeron otros tres episodios de nieve entre los días 4 y 8, del 9 al 11 y entre el 16 y el 17, con activación de la fase operativa en los dos primeros casos, por descenso de la cota de nieve hasta los 500-600 metros. Las fuertes granizadas generaron varios accidentes en la GI-20 y GI-636 en Gipuzkoa, durante la mañana del día 7 de marzo.

En la mañana del 10 de marzo, la N-634 entre Zumaia y Zarautz, permaneció cerrada durante varias horas, por el riesgo generado por el oleaje, unido al riesgo de desprendimiento de piedras de la ladera de esta carretera de la costa.

Además de los puertos más altos de Álava, así como el puerto de Arlabán y el de Elgeta, en Gipuzkoa, permanecieron también cerrados al paso de todo tipo de vehículos durante varias horas, en la mañana del 10 de marzo. Si bien el día 17 de marzo la cota de nieve descendió hasta los 700 metros, no se generaron problemas circulatorios en la red viaria dado el carácter débil de las precipitaciones.

Entre el 31 de marzo y el 4 de abril, se produjo una nueva activación del Plan, mientras que el último se registró entre el 7 y el 8 de abril. En ambas ocasiones la cota de nieve descendió hasta los 800 metros, sin embargo, dado que las precipitaciones fueron de carácter débil, no se registraron incidencias de relevancia en las carreteras vascas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.