Por cada euro invertido al año en las bibliotecas de Navarra éstas devuelven a la sociedad servicios que si se valorasen económicamente supondrían entre 3,49 y 4,66 euros, un dato "rotundo" que constata que las bibliotecas se presentan como "una excelente inversión".

Así se desprende de los resultados de un estudio sobre el impacto socioeconómico de las bibliotecas en la Comunidad foral, promovido por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria y cofinanciado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Gobierno de Navarra.

Los resultados del citado estudio, del que Navarra ha sido escenario piloto, han sido presentados este miércoles en rueda de prensa por el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, la consejera navarra de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, e Hilario Hernández, director y coordinador del trabajo.

El secretario de Estado de Cultura ha resaltado que los resultados del estudio confirman "no sólo la excelente inversión que suponen las bibliotecas, sino también su gran contribución a la ciudadanía".

En este sentido, ha reafirmado el "compromiso" de la Secretaría de Estado de Cultura de "profundizar en el cumplimiento del mandato constitucional de garantizar el acceso de los ciudadanos a la cultura en una de sus formas más elementales y directas como es la palabra escrita de la forma más eficiente posible".

"Estudios como el que hoy presentamos nos aportan el conocimiento exhaustivo y preciso necesario para continuar con nuestra labor a favor de la cultura y de los ciudadanos", ha ensalzado José María Lasalle.

En este mismo sentido, la consejera navarra de Cultura, Ana Herrera, ha definido al estudio como "un metódico y exhaustivo trabajo de varios meses", que ofrece "una imprescindible información sobre nuestras bibliotecas que esperamos sirva también de referente a otras comunidades del Estado".

Ha destacado Herrera que para Navarra supone un "honor" ser el escenario piloto de un estudio tan "ambicioso" y ha puesto de relieve que las bibliotecas "se han convertido en un servicio imprescindible, igualable a Salud, Educación y Servicios Sociales".

Tras los recortes en el servicio de bibliotecas como consecuencia de la crisis económica, la consejera ha afirmado que aunque "no hay una decisión tomada en el caso exclusivo de las bibliotecas, sí que a lo largo de esta legislatura intentaremos mejorar en lo posible los presupuestos del Departamento y no cabe duda que las bibliotecas es uno de los valores que tiene". "En ello trabajaremos", ha garantizado.

Resultados del estudio

Por su parte, Hilario Hernández ha sido el encargado de detallar los resultados del estudio, que refleja que el valor de los servicios utilizados durante un año en las bibliotecas navarras, con precios análogos a los del mercado, asciende a 61,7 millones de euros.

Deducidos los gastos, que ascienden a 17,7 millones, el beneficio neto que generan las bibliotecas de la Comunidad foral es de 44,1 millones de euros anuales. Si se añade la aportación estimada de las bibliotecas a la investigación, el valor llega a los 82,3 millones de euros al año.

El valor de retorno por habitante asciende a 96,4 euros y el gasto por habitante es de 27, 6 euros, por lo que el beneficio por habitante asciende a 68,8 euros, según los datos del estudio.

El servicio de préstamo de libros y audiovisuales es la función más popular de todas las que proporcionan las bibliotecas y tiene un importante peso en su valor económico. Representa casi 3 de cada 10 euros, el 28,3% del valor total. En la Red de Bibliotecas representa el 41,7% de su valor total, un valor de 8,7 millones de euros.

En las bibliotecas universitarias donde el volumen de préstamos es netamente inferior, alcanza un valor económico de 8,1 millones de euros, dado el precio más elevado de los libros y manuales científicos.

La aportación a la investigación es otra función "clave". El estudio ha contabilizado únicamente la labor realizada en las bibliotecas universitarias y especializadas, estimando un valor económico para este servicio de 16,2 millones de euros anuales, casi una quinta parte del total.

La descarga de documentos es otro servicio bibliotecario. Ha sido valorado en 21,6 millones de euros anuales. Casi la totalidad de las descargas las realizan las bibliotecas universitarias.

El estudio ha dado a la función del asesoramiento del personal bibliotecario un valor económico equivalente a 5 millones de euros anuales (el 8,1% del valor total del sistema).

Por su parte, el uso de recursos en las salas -leer o consultar libros, buscar información, averiguar algo- es la segunda actividad más frecuente entre las personas usuarias. Con un valor de casi 10 millones de euros, el uso las salas y de sus colecciones físicas de libros, periódicos, revistas, películas, música, bases de datos, etc. representa el 14,5% del valor total.

Se han calculado, asimismo, los servicios de libre acceso a internet desde las bibliotecas, bien mediante los ordenadores de los centros, bien mediante dispositivos propios. Entre ambos se ha estimado un valor de 2,1 millones, que representan el 3,5% del valor total asignado a todo el sistema.

Finalmente, se ha valorado, además, la función de conservación de los fondos de interés histórico o patrimonial, colecciones a las que se otorga una estimación mínima de 16,1 millones de euros. Se estima que estos fondos considerados patrimoniales ascienden a 388.710 ejemplares.

Las bibliotecas de navarra,

En cifras

La Comunidad foral, según datos a 31 de diciembre de 2014, cuenta con un total de 135 bibliotecas, de las cuales la gran mayoría son públicas (91), cuatro son universitarias y 36 especializadas. En conjunto disponen de 5,1 millones de documentos a disposición de los usuarios, lo que supone 2,96 documentos por habitantes en bibliotecas públicas.

Las bibliotecas de Navarra cuentan con 302 empleos directos y en el año 2014 generaron un gasto corriente de 17,7 millones de euros, 26,7 euros por habitante. En su mayoría este gasto fue financiado por administraciones públicas (69,6%) y el 30,4% restante por entidades privadas.

Las bibliotecas cuentan con un total de 287.000 inscritos y el 35,8% de los navarros con 14 o más años acudió a una biblioteca en el último año. A lo largo de 2014 atendieron un total de 4,3 millones de visitas, lo que supone 13.000 visitas diarios de media, y realizaron 1,2 millones de préstamos de libros y otros materiales. Además, se registraron 8 millones de descargas de los repositorios institucionales o bibliotecas digitales.

Consulta aquí más noticias de Navarra.