La que fuera subsecretaria de Presidencia de la Generalitat Valenciana Isabel Villalonga ha señalado este jueves ante el tribunal que juzga el caso Nóos que rechazó el pago de 123 facturas presentadas por el Instituto Nóos por un importe de hasta 1.983.479 euros al entender que no estaban debidamente justificadas.

Durante su declaración como testigo, Villalonga, quien estuvo imputada en la causa durante varios meses, ha recordado que entre las facturas que se rechazaron una correspondía a la subcontratación a la empresa Lobby Comunicación por 241.971 euros por servicios que no se habrían prestado. De hecho, el juez que instruyó las pesquisas, José Castro, apuntó en su día al respecto a las "serias dudas" de la existencia de los trabajos "en tanto los documentos que dicen contenerlos han desaparecido de los archivos de la Generalitat".

En concreto, tal y como ha explicado Villalonga, se trata de 45 facturas de la empresa Virtual Strategies, por 359.136 euros; 13 facturas de Concept BPMO por 143.840 euros; 18 de Lobby Comunicación por 581.717 euros; 24 facturas de Shiriaimasu por 398.576; diez de Torres Tejeiro SL por 121.626 euros; tres del propio Instituto Nóos por 236.640; cuatro de Isidre Rigau por 32.320; cuatro de Valentín Giró por 9.624; una de Marcel Planellas por 30.000 y, finalmente, una última de Aizoon por 70.000 euros.

(

Habrá ampliación)