La abogada de Miguel Rosendo, líder de los conocidos como 'miguelianos' (en prisión desde diciembre de 2014 e investigado por abusos sexuales y asociación ilícita), ha proclamado este miércoles la inocencia de su defendido, y ha asegurado que, en la causa, "no hay pruebas de cargo ni indicios racionales" del delito de los abusos sexuales, "el más grave del que se le acusa".

Así lo ha manifestado la letrada a las puertas del juzgado de Tui (Pontevedra), donde este miércoles presta declaración una testigo, vinculada a Orden y Mandato de San Miguel Arcángel durante años y que participó en las actividades organizadas por el grupo liderado por Rosendo.

La abogada ha subrayado que solo existen tres víctimas que afirman "de primera mano" que han sufrido esos abusos y que, el resto, figuran en el sumario por denuncias de los padres y familiares. Además, ha indicado que muchos de esos testimonios y declaraciones "se fueron cambiando" a medida que "se desmoronaron" los argumentos.

Asimismo, la defensa ha señalado que hay informes forenses que avalan que no había indicios de agresiones sexuales y que, desde septiembre del año pasado, han prestado declaración varios testigos que defienden la inocencia de Miguel Rosendo.

En esa línea, ha recordado que hay varias religiosas de Orden y Mandato trabajando en una residencia de ancianos en Bustarviejo (Madrid), y que asumieron ese servicios por mediación del cardenal Antonio Rouco Varela.

"DESTROZADO"

Por otra parte, la abogada ha explicado que el principal investigado en esta causa, y el único que está en prisión, es un hombre que se considera "inocente" y que, por tanto, está "destrozado".

Así, ha apuntado que lo está "pasando mal" en la cárcel, donde es penalizado por el resto de presos debido al delito del que se le acusa, y ha señalado que "se refugia en Dios, en rezar, participar en talleres de manualidades y en ayudar a otros presos".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.