El exvicepresidente de la Generalitat Valenciana y exnúmero dos de Francisco Camps, Vicente Rambla, ha admitido, durante la declaración que ha prestado como testigo ante el tribunal que juzga el caso Nóos, que Iñaki Urdangarin y el exsocio de éste Diego Torres comió con él en dos ocasiones, en noviembre de 2007 y en marzo de 2008, a pesar de que el exduque de Palma había abandonado formalmente la dirección del Instituto Nóos en marzo de 2006 por recomendación de la Casa Real.

Preguntado por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach sobre si Urdangarin acudió a los encuentros como miembro de la Familia Real, el exalto cargo ha negado es hecho, afirmando que la idea que percibió es que el exduque "era un consultor especializado en el ámbito deportivo", del que ha resaltado "su experiencia y conocimiento" así como su relación con el Comité Olímpico Internacional (COI).

"En aquel momento no tenía conocimiento exacto de lo que era el Instituto Nóos", ha incidido Rambla, quien ha manifestado que, cuando tuvieron lugar las comidas, tuvo la sensación de que tanto Urdangarin como Torres trabajaban juntos.

El testigo ha recordado que la comida de 2007 fue convocada por ambos exsocios, quienes, ha subrayado, habían mantenido "una relación fluida" con la Comunidad Valenciana por lo que, ha supuesto sin recordar de forma precisa qué se abordó en el encuentro, que se habló de los denominados Juegos Europeos (JJEE), evento por el que Nóos percibió en 2006 un total de 382.000 euros públicos a pesar de que no llegó a celebrarse.

No obstante, ha incidido en que este proyecto "ya estaba finiquitado cuando yo llegué" puesto que él fue nombrado vicepresidente en junio de 2007. El exnúmero dos de Camps ha recordado que se comentó la posibilidad de celebrar unos Juegos de la Juventud que, ha subrayado, no estaban vinculados con los JJEE. "Los Juegos de la Juventud se celebraron años después y los JJEE no sé si se han celebrado", ha abundado.

(

Habrá ampliación)