El sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular en el marco del caso Nóos, pedirá al tribunal encargado de juzgar la causa que deduzca testimonio contra la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá al considerar que, durante su declaración como testigo, "faltó a la verdad" en relación a su papel en las negociaciones de los denominados Valencia Summit.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a los medios la letrada que representa a la entidad, Virginia López Negrete, quien ha recordado cómo el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, dio en su día suficientes detalles en torno a la presunta implicación de Barberá en este asunto, al aludir a una reunión que habría tenido lugar en el Palacio de la Zarzuela entre la exalcaldesa, el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps y los dos exresponsables del Instituto Nóos.

En la declaración que prestó este martes, la actual senadora reconoció que se reunió en su despacho con Urdangarin y Torres para negociar el impulso de unas jornadas "paralelas" a la celebración de la Copa América y que fueron proyectadas como Valencia Summit, si bien aseguró que su intervención al respecto finalizó ahí.

(

Habrá ampliación)