La consejera de Educación y Universidades de Canarias, Soledad Monzón, considera que la incidencia del acoso escolar en los centros públicos en los últimos 3 años está "estabilizada" y espera que la "mayor sensibilización" que hay ahora sirva para que esas cifras comiencen a reducirse en los próximos cursos.

"La incidencia del acoso no va en aumento; lleva tres cursos estabilizada. Como cada vez hay mayor sensibilidad, es posible que se pueda reducir en los próximos años", explicó durante el pleno de este martes del Parlamento autonómico.

La diputada socialista Ana González González, que preguntó a la consejera al respecto, concluyó la segunda parte de su intervención haciendo un recorrido con la voz entrecortada por el sufrimiento de muchos niños en los colegios.

"No puede ser que ir al colegio se convierta en un sufrimiento", aseveró González, quien defendió que es "clave la vigilancia en el centro" porque los niños no "deben crecer sufriendo por sentirse diferentes", algo que "marca su desarrollo posterior".

Así, explicó que esos episodios a los que erróneamente se le quita importancia acaban, en muchos casos, "destrozando la vida de esa persona". Es un "problema que ocurre a diario" y que en la actualidad, con las redes sociales y los móviles, "muchos niños se llevan en sus mochilas".

González pidió a "padres y madres que en casa estén atentos" para "proteger al niño". Además, rechazó que las víctimas sean las que tienen que sufrir cambios (como traslados de colegio), mientras el acosador sigue con su vida normal, para lo que pidió a la Consejería impulsar acciones contra esos niños.

Además, concluyó su intervención citando un texto real de una víctima de acoso: "Tengo 67 años. No recuerdo mi primer beso, pero sí a mis acosadores de bachillerato elemental [...] Alguna vez he soñado con ellos, nunca con mi primera novia".

El pp recomienda una unidad de emergencia itinerante

La diputada del PP Josefa Luzardo Romano planteó varias recomendaciones a la consejera que ya se están llevando a cabo en otros puntos de España, como una unidad de emergencia itinerante dotada con agentes de policía y psicólogos.

Además, propuso una prueba escrita que sirve para que "los especialistas detecten si algún niño está sufriendo algún tipo de acoso escolar". Luzardo consideró que estas medidas "son más actuales" que la mera recomendación de lecturas de libros que se hace en la página web de la Consejería a este efecto.