El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Cantabria subió medio punto en marzo respecto a febrero debido, sobre todo al fin de las rebajas, si bien la tasa interanual se situó en el -1,1%, arrastrada por el descenso de precios del transporte y la vivienda, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, el IPC acumula en Cantabria ocho meses en negativo, con un descenso en lo que va de año del -2,1%.

En España, el IPC subió un 0,6% en marzo respecto al mes anterior y mantuvo su tasa interanual en el -0,8% debido a la evolución de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y a que la subida de los carburantes fue menor a la experimentada un año antes. Con estos datos el IPC interanual encadena tres meses en negativo después de haber cerrado el año 2015 en el 0,0%.

En Cantabria, el incremento en los precios en marzo se debió al repunte de los del vestido y calzado (2,7%) por el comienzo de la temporada de primavera-verano; transporte (1,6%) a causa de la subida de los precios de los carburantes y lubricantes; ocio y cultura (1%) debido principalmente al incremento de los precios del viaje organizado; menaje (0,75); hoteles, cafés y restaurantes (0,3%) a consecuencia de la subida de los precios de los hoteles y otros alojamientos; y medicina (0,1%).

En el lado opuesto solo descendieron los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,3%) por la disminución de los precios del pescado fresco y las frutas frescas; y vivienda (-0,1%), por las bajadas de los precios del gas y la electricidad, compensadas en parte por la subida de los precios del gasóleo para calefacción. Mientras, se mantuvieron invariables respecto a febrero los de las bebidas alcohólicas y tabaco, comunicaciones, enseñanza y otros.

En comparación con marzo de 2015 los precios han bajado en Cantabria arrastrados por el fuerte descenso del transporte (-6,5%) debido, en su mayoría, a que este mes los precios de los carburantes y lubricantes han subido menos que en marzo de 2015, y de la vivienda (-6,3%), aunque también han descendido un -0,6% los del ocio y cultura.

Por contra, se han producido incrementos en los precios de las comunicaciones (2,8%); los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%) a consecuencia de la subida de los precios de las legumbres y hortalizas frescas frente a la bajada del año pasado; enseñanza (1,2%); hoteles, cafés y restaurantes (1,1%) a causa del aumento de los precios de los hoteles y otros alojamientos, mayor que el reflejado en marzo del pasado año; medicina (0,7%); menaje (0,6%); vestido y calzado (0,3%); bebidas alcohólicas y tabaco (0,2%); y otros grupos, que crecieron un 1%.

Por su parte, los precios en lo que va de año han caído un -2,1% impulsados por el desplome del vestido y el calzado (-14,1%) y la reducción de la vivienda (-5,2%) y el transporte (-1,3%).

Datos nacionales

En España, la tasa del -0,8% del IPC registrada en marzo es una de las más bajas desde enero del año pasado, cuando los precios se situaron en el -1,3%, su menor tasa desde julio de 2009. Desde enero de 2015, el IPC sólo ha experimentado tasas positivas en los meses de junio y julio de 2015 (en ambos casos del 0,1%) y diciembre del mismo año (0,0%).

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima en marzo, hasta el 1,1%. De este modo, la diferencia entre la inflación subyacente y el IPC general se sitúa casi en dos puntos, la mayor brecha desde julio de 2009, según el INE.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó en marzo su tasa anual en el -1%, la misma que en febrero.

Estadística ha atribuido la estabilidad en la tasa interanual del IPC de marzo al comportamiento del transporte, que redujo su tasa seis décimas respecto a febrero, hasta el -5,3%, debido a que los precios de los carburantes subieron menos que en marzo de 2015.

También han influido en el comportamiento del IPC interanual los alimentos y las bebidas no alcohólicas, que elevaron su tasa cuatro décimas, hasta el 1,7%, debido la subida de los precios de las legumbres y hortalizas frescas; y los hoteles, cafés y restaurantes, que incrementaron su tasa dos décimas, hasta el 1,6%, por el encarecimiento de las tarifas hoteleras.

Subida mensual del 0,6%.

En términos mensuales, el IPC aumentó un 0,6% en marzo respecto a febrero, igualando el crecimiento mensual registrado en el mismo mes de 2015.

La subida mensual de los precios se ha debido al grupo del vestido y el calzado (+4,3%) por el inicio de la temporada primavera-verano; al transporte (+1,5%) por la subida de los precios de las gasolinas; a los hoteles (+0,5%) por el encarecimiento de las tarifas hoteleras, y al ocio y la cultura (+0,8%) por el incremento de los precios de los viajes organizados.

Por el contrario, el grupo de vivienda recortó sus precios en marzo un 0,1% por el abaratamiento del gas y la electricidad, compensada en parte por la subida del gasóleo para calefacción, mientras que el grupo de alimentos presentó una variación mensual del 0,0% tras la disminución de los precios del pescado y las frutas frescas y la subida de las legumbres y hortalizas frescas.

El aceite y las patatas,

Lo que más sube en un año.

Por rúbricas, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron el calzado infantil (+7,4%), la ropa de niño y bebé (+5,9%), los complementos de moda (+5,9%) y las legumbres y hortalizas frescas (+5,3%). Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en el pescado fresco y congelado (-3,7%), las frutas frescas (-1,4%) y la carne de ovino (-1%).

En tasa interanual, las rúbricas que experimentaron los mayores descensos de precios fueron calefacción, alumbrado y distribución de agua (-12,5%), transporte personal (-4,9%) y la leche (-3,5%). En el lado opuesto, los mayores ascensos interanuales los experimentaron los aceites y grasas (+18,5%), las patatas y sus preparados (+14,5%) y las frutas en conserva y frutos secos (+5,2%).

Todas las comunidades en tasas negativas.

El IPC mensual subió en marzo en todas las comunidades autónomas. Los mayores repuntes se dieron en Andalucía y Navarra (+0,8%); Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Murcia y País Vasco (+0,7%), y Aragón, Asturias, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid (+0,6% en todas ellas).

Por su parte, en Baleares y Cantabria los precios aumentaron un 0,5% respecto a febrero. La Rioja fue la comunidad donde menos subieron los precios en marzo, con un avance del 0,4%.

En términos anuales, todas las comunidades presentaron en marzo tasas negativas de precios. Castilla-La Mancha es la región con la mayor tasa interanual negativa (-1,4%), seguida de Castilla y León, Galicia, Comunidad Valenciana y Cantabria (-1,1%). La menor tasa negativa corresponde a País Vasco, con un -0,4%.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.