Sanidad visitará las ocho casas donde conviven 120 rumanos

El Ayuntamiento de Simancas ha pedido que se inspeccione, en breve, si cumplen las condiciones mínimas de salubridad.
Varios de los vecinos rumanos, ayer, sentados a la puerta de algunas de las casas en las que conviven.
Varios de los vecinos rumanos, ayer, sentados a la puerta de algunas de las casas en las que conviven.
El Ayuntamiento de Simancas ha solicitado a la Junta que realice una inspección sanitaria en ocho viviendas y una nave ubicadas junto a la ladera del páramo de Simancas, donde viven alquiladas varias familias rumanas.

«Los informes municipales creen que hay más de 120 personas, entre ellas menores, compartiendo techo y colchones», aseguró el alcalde de Simancas, Miguel Rodríguez, quien se reunió ayer con el subdelegado de Gobierno, Cecilio Vadillo, para abordar ese asunto.

Vadillo puso la Guardia Civil a disposición de la Delegación Territorial de la Junta para que, junto con la Policía Local, realice esa inspección y «si se considera necesario, como ha ocurrido en otros municipios, y no se cumplen unas condiciones mínimas de salubridad, proceder a precintar el lugar en el que se asientan», aseguró.

Cuestión de convivencia

Aunque desde el Ayuntamiento aseguran que no se han registrado problemas de convivencia, los vecinos del entorno están un poco molestos con su comportamiento, «ha habido pequeños hurtos en alguna casa, cosas pequeñas como comida y frutas, ¡pero que lo pidan!», aseguraban ayer algunas vecinas de la calle Eras. «Además, buscan comida en los contenedores y lo dejan todo tirado. Y algunos que beben, pues a veces arman un poco de escándalo. Tienen derecho a estar, pero con respeto, como todo el mundo», insisten las vecinas.

«Nosotros aquí estamos bien»

Algunos llevan allí cuatro años y otros acaban de llegar hace tres días desde Valencia o desde Toro. Le arriendan las casas a un andaluz que les cobra 300 euros. «Yo se lo alquilo a sus patrones, en un principio para 8 personas, si luego vienen más, ¡yo qué le voy a hacer!», aseguró ayer a 20 minutos. Aunque no nos permitieron entrar en sus casas, los rumanos aseguran que les gusta, «aquí estamos bien, claro que prefiero tener una casa buena, pero esto es mejor que el pinar o que nada. Sólo queremos trabajar».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento