Kevin Spacey
El actor Kevin Spacey en el evento europeo que organizó Netflix en París. NETFLIX

La expansión de Netflix en unos años ha dejado de ser exponencial para acaparar de golpe y porrazo casi todas las potencias mundiales, aunque China, que permanece hermética y reticente a abrir sus puertas tecnológicas, todavía se le resiste. Con más de 80 millones de suscriptores en todo el mundo -se desconoce el número concreto por regiones y por tanto la cifra en España- y presencia en más de 190 países, está claro que el servicio de vídeo bajo demanda que surgió en el año 2000 como un videoclub a domicilio -y que operaba a través del correo tradicional- ha evolucionado en un gigante imparable.

Los datos hablan por sí solos, pero aún así Netflix decidió sacar músculo el lunes en París, en una demostración de fuerza y de asentamiento definitivo en Europa con la presentación de las primeras series originales propias en el continente (Alemania, Francia, Reino Unido y España). Y lo hizo en un macroevento que reunió a más de 200 periodistas y que contó con la presencia, no sólo de figuras de peso de la compañía, sino de actores, directores y guionistas de sus series de cabecera.

Entre ellas, Kevin Spacey, uno de los embajadores de la marca desde que en 2013 se enfundó por primera vez el traje del despiadado político Frank Underwood en House of Cards, uno de los buques insignia de la casa que puede presumir además de ser la primera serie que dejó de lado la emisión semanal para poner a disposición del público una primera temporada de manera íntegra el mismo día del estreno, lo que se traduce en un total de 13 episodios disponibles para devorar a gusto del consumidor.

Así, la adaptación contemporánea de la británica House of Cards no solo transformó el modo de consumir ficción, sino que además incorporó el concepto de 'maratón' en el diccionario de la seriefilia actual. "Queremos que la gente decida y controle la manera de ver los capítulos", comentó en rueda de prensa Red Hastings, el CEO de la empresa. Una idea que subrayó Spacey más tarde: "El hecho de que pudiéramos lanzar la temporada al completo lo revolucionó todo".

Queremos que la gente decida y controle la manera de ver los capítulos

Después de desestabilizar con su servicio el panorama estadounidense, Netflix busca ahora captar suscriptores en los países europeos, donde opera desde hace relativamente poco y, por ello, a medio gas. El aterrizaje en España, sin ir más lejos, se produjo de manera tardía, más concretamente el pasado mes de octubre y con un catálogo que en un principio cojeaba ligeramente.

¿El motivo? Que Movistar+, su competencia más directa en nuestro país, posee los derechos de ciertas series de la casa, lo que significa que las nuevas tandas de capítulos de ficciones como Orange Is The New Black o House of Cards no están disponibles en la plataforma de Netflix sino en la competencia. Su catálogo sufre variaciones de un territorio al vecino. Esto no sucede, no obstante, con la nueva hornada de proyectos que presentó el martes en París; las novedades son iguales para todos.

Bien con los lanzamientos que se aproximan de segundas temporadas o con los estrenos de ficciones de producción propia, el gigante de vídeo bajo demanda tiene pendiente estrenar más de una treintena de títulos. Desgranamos los diez más significativos.   

Estrenos

  • Marseille (5 de mayo)

Gerarad Depardieu regresa a la pequeña pantalla con Marseille, la ambiciosa producción que muchos definen ya como la House of Cards francesa y que, además, alardea de ser la primera serie original de Netflix producida en el país galo. El thriller político contemporáneo, que muestra la ambición desmedida por hacerse con el poder y el control de la ciudad, sigue los pasos del alcalde de Marsella durante los últimos veinticinco años porque, de acuerdo con el director Dan Franck, el objetivo era crear un "largometraje de 8 horas". "He redactado este guión con mucho placer; hay una construcción novelística que he disfrutado mucho". La actriz Florent Siri se meterá en la piel de la mujer del alcalde, aunque hizo especial hincapié en que su personaje no está a la sombra de ningún hombre: "Tiene una pasión tremenda y eso supondrá un punto de ruptura para ella". "Es una serie política, pero además explica una gran historia de humanidad".


  • The Crown (4 de noviembre)

El director de Billy Elliot, Stephen Daldry, y el productor de The Queen, Peter Morgan, se ponen tras las cámaras en la primera serie original que desarrolla Netflix en Reino Unido para contar los inicios del reinado de Isabel II con la segunda mitad del siglo XX como telón de fondo. "La mayoría de los temas que hemos tocado son reales", aseguró en la presentación Morgan, quien aseguró que se trata de un proyecto "bastante osado" pero que se aleja del "sensacionalismo".

The Crown está inspirada en la aclamada obra teatral The Audience, la ficción histórica que se desarrolla a caballo entre el Palacio de Buckingham y el número 10 de Downing Street. Claire Foy, a quien ya pudimos ver en la británica Wolf Hall, será la encargada de lucir la corona de Isabel junto a John Lithgow como Sir Winston Churchill y Matt Smith en el papel del príncipe Felipe. Para todos ellos meterse en la piel de personajes reales supone un reto y un salto al vacío profesional, pero Smith resaltó que el secreto reside en 'humanizarlos' porque antes que familia real "son seres humanos". La serie histórica estará disponible para su emisión el 4 de noviembre.


  • Cable Girl y Dark (sin fecha de estreno)

Las otras dos ficciones que se trae entre manos Netflix para producirlas en continente europeo tienen sus localizaciones asentadas en España y en Alemania. La información es escasa en ambos casos, pero por el momento se conoce que la germana llevará por nombre Dark, y explorará el lado sobrenatural de una familia a raíz de la desaparición de los dos hijos pequeños. Como curiosidad, los acontecimientos saltarán entre dos épocas: la actualidad y 1986.

La española, por otro lado, se adentra en una temática completamente diferente, ya que seguirá a un grupo de mujeres que trabajan en la primera compañía teléfonica del país en la década de los años 20. Una premisa que recuerda poderosamente a dos series de Atresmedia que se enmarcan en esa época. Y las similitudes no son simples coincidencias. Tal y como explicó Ted Sarandos, director de contenido de Netflix, Gran Hotel y Velvet -dos series que compró la compañía- han tenido "gran repercusión en Estados Unidos y Latinoamérica", de ahí que quieran explotar el nicho que se les presenta. Aunque en un primer momento se barajó el nombre de Telefónico,Cable Girls es el que recibe internamente, bien es cierto que la serie continúa sin título asignado y sin fecha de emisión.       

  • The Ranch (ya en emisión)

Ahston Kutcher se despidió de los televidentes el 19 de febrero del año pasado con el último episodio de Dos hombres y medio, una comedia estadounidense de la que fue protagonista a lo largo de las últimas cuatro temporadas. Ese parón televisivo, sin embargo, ha sido tan breve como inexistente. Kutcher solo ha tardado un año en regresar a 'la caja tonta' con un género que domina a la perfección. Y lo ha hecho con una nueva serie de la que es productor, The Ranch, que aborda la historia de dos hermanos que viven en un rancho de Colorado y que tratan de liderar de la mejor manera posible su negocio. La comedia sobre los cowboys del siglo XXI está disponible en la plataforma desde principios de mes. "Queríamos estar conectados con la audiencia", comentó Ahston Kutcher en el encuentro con los periodistas, "es una gozada ver en directo si funcionan los chistes o las caras de la gente, no es lo tradicional". "Queríamos hacer una comedia pero también hablar un poco de drama. Sin filtro o sin poner un acento particular".


  • Beat Bugs (agosto)

Si algo ha demostrado Netflix es que los pequeños de la casa también tienen su espacio en la plataforma. No sólo pueden crearse un perfil propio, con las limitaciones de edad que correspondan, sino que la compañía no para de alimentar y aumentar el catálogo familiar. Según Ted Sarandos, director de contenidos, los títulos familiares superarán "las 600 horas". Uno de esos títulos será Beat Bugs, su próxima serie de animación para público infantil, que visualmente se presenta como la nueva Bichos. A simple vista su premisa no parece novedosa, pero Beat Bugs cuenta con una pecualiaridad incorporada: los pequeños insectos protagonistas están inspirados en el universo musical de los Beatles. Así, cada episodio rendirá tributo al grupo británico con una canción diferente de su carrera versionadas por artistas de la talla de Sia, el vocalista de Pearl Jam o Pink.  


  • Películas: Special Correspondents (29 de abril) y The Get Down (12 de agosto)

Ricky Gervais estrenará el próximo 29 de abril la comedia Special Correspondents, su proyecto "más ambicioso" para el que ha contado con Eric Bana como coprotagonista. La cinta narra la historia de un par de corresponsales radiofónicos que fingen su propio secuestro tras viajar a Latinoamérica. "Mi mujer en la ficción", comentó Gervais, "es la personificación de lo que sucede hoy. No quiere aceptar la realidad porque nos da miedo". Grandes dosis de humor irreverente donde la improvisación y la libertad actoral se impuso al guión inicial. "Había un guión, pero no era obligatorio seguirlo, nunca se sabe quién va a decir las líneas. Cuanto más real y natural sea la actuación, mejor para la audiencia".  

Unos meses después, concretamente el 12 de agosto, aterrizará The Get Down, la otra película que prepara Netflix y que se desarrollará en el barrio neoyoquino y problemático Bronx con la música como principal hilo conductor de la historia. Baz Luhrmann (El Gran Gatsby) y el guionista Shawn Ryan (The Shield) capitean el proyecto que se enmarca en diferentes estilos musicales (disco, R&B, punk y hip-hop) de la década de los 70.   


  • Universo Marvel

El acuerdo de colaboración al que llegaron Marvel y Netflix ha dado a luz, hasta el momento, a dos hijos: Daredevil, cuya segunda temporada ya está disponible en la plataforma, y Jessica Jones. Pero el concierto abarca más superhéroes y producciones. Entre ellas, Luke Cage. Charlie Cox (Daredevil) participará en The Defenders, según adelantó en la rueda de prensa, aunque dejó en el aire la tercera temporada del superhéroe al que encarna. 

Regresos

  • Unbreakable Kimmy Schmidt (15 de abril)

Tituss Burguess, Titus Andromedon en la comedia Unbreakable Kimmy Schmidt, la serie de Tina Fey y Robert Carlock que aborda la historia de una joven a la que rescatan de una secta apocalíptica en Indiana, prometió más humor y risas en la segunda entrega, que llega este viernes 15 de abril a las 9:01 horas a Netflix. "Es mucho más graciosa que la primera, pero además está llena de corazón y es muy conmovedora. Algo que jamás asociaría a una comedia zen". Kimmy regresará más adaptada al mundo de hoy en día sin perder su esencia y con referencias a los hipsters, los millennials, los trolls y los haters de internet.


  • Bloodline (27 de mayo)

El 27 de mayo se estrenará la segunda temporada del drama familiar y de suspense Bloodline, cuya primera temporada, que se desarrolló en los Cayos de Florida, encabezaron Ben Mendelsohn y Kyle Chandler. En su momento, recibió el aplauso de la crítica; no tanto el del público. De hecho, es, hasta la fecha, la serie original de Netflix más desconocida por la audiencia. En cuestión de poco más de un mes regresará con una nueva tanda de 13 episodios que retomará la trama al final de la entrega anterior y que promete continuar con la amalgama de drama familiar, suspense, crimen y traiciones, todo ello enmarcado en un paraje paradisiaco. Charlie Cox (Daredevil) confesó junto a Galina Reznikov (Orange Is The New Black) que, de escoger una serie de todo el catálogo del servicio de streaming, esa sería "sin duda" Bloodline.


  • Marco Polo (1 de julio)

El italiano Lorenzo Richelmy, que, tal y como contó en París, se vio obligado a aprender inglés a la fuerza en el set de rodaje de Marco Polo a pesar de que su madre es profesora de ese idioma, se vuelve a poner en la piel de este personaje histórico en la segunda temporada de la serie, que llegará a Netflix el próximo 1 de julio. "Vamos a divertirnos mucho en la segunda temporada, nos adentraremos en la cultura del este y veremos muchas cosas oscuras", adelantó el protagonista.


  • Orange is The New Black (sin fecha de estreno)

"La cuarta temporada de Orange Is The New Black será mucho más oscura de lo que nos tienen acostumbrados". Con esa frase incendiaria, Galina Reznikov, la líder pelirroja de las presidiarias de naranja, puso los dientes largos a los asistentes al evento de París. Por el momento el drama carcelario no tiene fecha de estreno pero previsiblemente y siguiendo el patrón que se cumplió con las temporadas anteriores aterrizará el próximo mes de junio. "Están explorando nuestro lado más negro", continuó Rezniko, "o la amas o la odias".