Pederasta de Valdemoro
Imagen facilitada por la Policía Nacional del pederasta de Valdemoro detenido en Holanda. MINISTERIO DEL INTERIOR

La Audiencia Provincial de Madrid ha dado traslado la mañana de este lunes al pederasta de Valdemoro de su inmediata entrada en la cárcel en virtud de la sentencia que le condena a 72 años de prisión por abusos a menores en España, tras ser arrestado en Amsterdam, donde se había fugado.

Javier García-Verdugo Sánchez, de 47 años y monitor de ciclismo en Valdemoro (Madrid), había sido condenado a esa pena por abusos sexuales a menores y otros delitos, y se fugó antes de que el juzgado le notificara el auto de prisión.

Este lunes ha comparecido ante la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid que le notificado la sentencia, aún no firme, y la orden de entrada en prisión en una vistilla que ha sido un mero trámite, han informado fuentes jurídicas.

El Tribunal Supremo le absolvió y ordenó a la Audiencia repetir la sentencia

El pederasta fue arrestado en el aeropuerto de Schipol en Amsterdam, cuando regresaba de un país asiático, y los agentes le intervinieron dos ordenadores portátiles, tres discos duros, un móvil, una cámara fotográfica y dos reproductores de MP3.

Hace un mes, la Audiencia de Madrid puso en busca y captura a García-Verdugo tras su condena, que tuvo que emitir el tribunal madrileño en un segundo fallo. Y lo hizo porque tras el juicio este tribunal le absolvió al considerar que la entrada y registro de su casa, donde se hallaron varias pruebas, no se había hecho conforme a la legalidad vigente.

Sin embargo, la Fiscalía de Madrid recurrió la absolución ante el Tribunal Supremo, que validó la entrada en la vivienda y ordenó a la Audiencia repetir la sentencia.

En el nuevo texto se le condenó a 72 años, pero durante el periodo en el que la Audiencia redactaba este fallo, Javier García-Verdugo huyó del país, por lo que el órgano judicial dictó una orden de busca y captura para su ingreso en prisión.

Dado que esta nueva sentencia está recurrida ante el Supremo, el investigado tendrá que ingresar en prisión con carácter preventivo, al haber eludido la acción de la justicia, y estará en esta situación hasta que alto tribunal dicte un fallo en firme.

Consulta aquí más noticias de Madrid.