red violadores bebes pederastia
La policia traslada al acusado (EFE) EFE

Por otra parte Eduardo S.M., de 23 años y vecino de Lérida, que fue detenido en Barcelona como presunto integrante de una red de violadores de bebés, ha pasado sobre las 08,00 horas de hoy a disposición de un juzgado de Barcelona, informaron fuentes policiales.

El detenido en Lérida salió esta mañana de la sede de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña escondiendo la cara y sujetado por los policías que lo han introdujeron en un furgón.

El joven leridano, que vestía camisa clara y tejanos, no pronunció palabra en el breve trayecto entre Jefatura y el vehículo policial y escondió en todo momento su rostro de las cámaras de televisión y fotógrafos presentes en el traslado.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía dijeron que el detenido fue trasladado a un juzgado de detenidos de Barcelona, que será quien decidirá si se inhibe de este caso y lo traslada a Madrid.

Eduardo S.M. negó ayer ante la policía haber participado en las tres agresiones sexuales que se le imputan, pero reconoció que las presenció, según informaron fuentes próximas al caso.

El detenido, vecino de Lérida pero que últimamente residía en un piso del centro de Barcelona, fue arrestado el pasado martes en la capital catalana como presunto autor de un delito de agresión sexual, y fue interrogado en la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.

Eduardo S.M. admitió que se encontraba en el lugar de los hechos en el momento en que los otros detenidos violaron a los niños.

La policía le acusa de haber agredido sexualmente, junto a Alvaro I.G., a un bebé de poco más de un año cuya violación fue fotografiada y grabada en vídeo, por lo que disponen de pruebas para demostrar su participación en el abuso del menor.

Además, la Policía asegura que está acreditado que Eduardo S.M. participó en otras agresiones sexuales a dos niños de 7 y 9 años junto a otro de los detenidos, José G.C., alias "Aza" y de 24 años.

El cabecilla, en Murcia

Álvaro I.G. el presunto cabecilla de la banda, se habría derrumbado ante la policía y habría confesado haber abusado de "centenares" de niños.

El titular del juzgado de guardia de Murcia decretó el pasado sábado prisión este acusado, mientras que dejó en libertad con cargos a los otros dos detenidos en Murcia, Antonio O.M., y José C.C.  

NOTICIAS RELACIONADAS