Alrededor de 300 personas se han sumado este domingo a la manifestación convocada por la plataforma ciudadana 'No Más Mierda' en protesta por la situación derivada de la actividad de la planta de compostaje de la localidad segoviana de Fuentepelayo.

La concentración ha discurrido por la Plaza Mayor y la plaza de la Fuente, de forma pacífica y bajo el sonido de silbatos y gritos de la expresión que da nombre a la plataforma. La cabecera de la marcha portaba una pancarta del propio colectivo con la leyenda "Unidos encontraremos la solución".

Otros participantes, a título particular, han portado otras pancartas con lemas como "Nuestros pueblos limpios" o "Nuestro entornos libre de residuos".

A la conclusión del recorrido, el presidente de la plataforma No Más Mierda, José Luis Ordóñez, ha leído un manifiesto en el que indicaba que la convocatoria se había realizado "por una comarca libre de contaminación y a favor de la salud pública" y para exigir "la retirada de los montones de basura ya".

En ese sentido, el texto ha incluido la petición de "una solución definitiva antes de final de mes". En su lectura, Ordóñez ha apuntado que "el mundo rural no es el vertedero del mundo urbano" y que la plataforma "se mantendrá vigilante para evitar" que este tipo de hechos se reproduzcan en cualquier otro lugar.

Asimismo, el manifiesto ha remarcado que la convocatoria ha perseguido "romper la ley del silencio", posicionándose contra quienes "prenden fuego" a los pajares, les agreden, les calumnian con pintadas, les rompen los cristales, les persiguen por los caminos y les rajan las ruedas".

En declaraciones a los medios de comunicación recogidas por Europa Press, el presidente de la plataforma ha reconocido que le hubiese gustado una participación mayor en la protesta.

Petición de una solución

Sobre la petición de una solución definitiva antes de finales de abril, Ordóñez ha recordado que se trata de un compromiso contraído por la Junta de Castilla y León. "Nos dijeron que el dueño de la mal llamada planta de compostaje había tenido hasta el día 6 para presentar sus propuestas de cómo hacer la retirada de los montones de basura (...) Ahora las iban a estudiar y, para finales de mes, tendrían ya un planteamiento definitivo de cómo se van a retirar", ha afirmado.

Ordóñez también ha aludido a la confirmación, por parte de la Guardia Civil, de que el fuego generado en un pajar propiedad de un integrante de la plataforma fue intencionado. En su opinión, los actos vandálicos son un intento de "imponer la ley del silencio" por parte de "un pequeños grupos, que no será de más de seis personas".

De este modo, ha aseverado que "no hay un enfrentamiento entre una parte de la población y otra, sino un pequeño grupo organizado, que genera el miedo".

Por su parte, el alcalde de Fuentepelayo, Daniel López Torrego, ha señalado que la última semana ha estado dominada por una tranquilidad que llegó "cuando la Junta decidió que no pudiesen entrar más camiones con porquería, tanto líquida como sólida, en la planta".

La manifestación ha servido, según Ordóñez, para que se extienda la conciencia de que no hay "por qué aguantar que un pequeño grupo esté forzando una situación de mala convivencia" y ha advertido de que "no van a poder con la fortaleza, la firmeza y la coherencia" de la población.

En cuanto a ese foco de actos vandálicos, el presidente de la plataforma ha argumentado que "actúan de forma militar", puesto que "reciben órdenes y las ejecutan, sin tomar en consideración las consecuencias que van a tener para el resto de las personas".

Por otro lado, ha reconocido que a la plataforma que preside le consta que el Seprona ha llevado a cabo más inspecciones en los últimos días, "incluso de recogida de muestras" en los suelos. No obstante, la información se pasa al juzgado de instrucción de Cuéllar, donde hay una causa abierta, y ni la Junta de Castilla y León ni el Ayuntamiento de Fuentepelayo conocen los detalles, según Ordóñez.

Las inspecciones también están alcanzando a los propietarios de las parcelas, que deben aportar la información, tanto si las cultivan directamente como si no, de los productos utilizados para fertilizar o fumigar, de manera que se pueda diferenciar en los análisis.

El presidente de 'No Más Mierda' ha agregado que esas muestras se están remitiendo también al Instituto Nacional de Toxicología, dependiente del Ministerio de Justicia. "Se está trabajando seriamente en esta faceta, porque es muy importante que la analítica permita conocer la afección que han tenido tanto el suelo como las aguas".

Así, una vez que se retiren los montones de residuos de las parcelas, "habrá que pasar a otra fase de trabajo, que será la recuperación de la naturaleza".

Ordóñez ha repetido la importancia de que la población "pierda el miedo", para favorecer una solución adecuada, y ha considerado que las actuaciones policiales, jurídicas y administrativas avanzarán "más suavemente" y de un modo "más sencillo, más fácil y más efectivo".

Mientras, el alcalde de Fuentepelayo ha calificado de "estupenda" la manifestación. En declaraciones a los medios de comunicación recogidas por Europa Press al término de la protesta de este domingo, López Torrego ha deseado que la cita sirva para "encauzar el tema de manera adecuada y sin problemas externos".

López Torrego también ha indicado que las pesquisas han confirmado que el fuego del pajar fue intencionado y "no era una combustión espontánea". Sobre la empresa propietaria de la planta, el alcalde ha apuntado que "está intentando demorar los procesos todo lo que puede para intentar salir airosa".

En la manifestación han estado presentes el responsable del Área de Administración y Personal de la Diputación y portavoz del grupo provincial del Partido Popular, José Luis Sanz Merino; el portavoz del grupo provincial socialista, Jesús Yubero, y su compañero José Antonio Mateo; los procuradores socialistas, José Luis Aceves y Ana Agudíez; la procuradora de Podemos, Natalia del Barrio; el coordinador provincial de Comisiones Obreras, José Antonio López Murillo; los líderes de Unión de Campesinos de Segovia, Eduardo Herguedas y Juan Manuel Palomares, entre otros miembros del sindicato agrario; y Ángel Galindo, de Izquierda Unida.

Consulta aquí más noticias de Segovia.