Casa natal de Hitler
Fachada de la casa de Adolf Hitler en Braunau am Inn, Austria. ANTON-KURT / WIKIPEDIA

Las autoridades austriacas están estudiando ya vías concretas para expropiar a su dueña la casa natal del dictador alemán Adolf Hitler para evitar así que el inmueble vaya a parar a manos de organizaciones o individuos neonazis.

"Dada la naturaleza excepcional del edificio, su importancia histórica y el interés público, hemos decidido abrir un debate para sentar las bases legales de la expropiación", ha explicado un portavoz del Ministerio del Interior austriaco, Karl-Heinz Grundboeck.

La decisión ha sido tomada tras años de contactos e intentonas estériles de compra, ha explicado Grundboeck. La propietaria en cualquier caso será compensada por la expropiación, ha destacado.

Hitler nació en una casa de la localidad austriaca de Brunau am Inn, muy cerca de la frontera con Alemania, el 20 de abril de 1889. El inmueble está preservado por motivos históricos desde una ley promulgada por el Gobierno nazi en 1938, quien lo adquirió.

Fue devuelto a la familia Pommer en 1952 y es propiedad de Gerlinde Pommer desde 1977. El edificio está alquilado por el Estado austriaco desde 1972 y sirvió como centro de atención para discapacitados. Desde 2011 está vacío tras la negativa de Pommer a un proyecto de reformas para mejorar la accesibilidad.