Bruselas no derogará por ahora la limitación de líquidos en el equipaje de mano

  • La Eurocámara había exigido una revisión urgente de la normativa que restringe el transporte de bebidas y perfumes en los aviones
  • La Comisión Europea considera que la derogación supondría un "riesgo" para la seguridad de los pasajeros.
Un agente de Seguridad revisa los productos líquidos del equipaje de mano.
Un agente de Seguridad revisa los productos líquidos del equipaje de mano.
ARCHIVO

La Comisón Europea (CE) ha afirmado que, mientras siga existiendo la "amenaza terrorista en Europa", no derogará el reglamento comunitario que limita los líquidos que los pasajeros pueden llevar en el equipaje de mano. Y no lo hará porque, según ha explicado en un comunicado el comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot, supondría un "riesgo" para la seguridad de los pasajeros.

La amenaza terrorista en Europa sigue siendo una realidad

Barrot se pronunció así este miércoles, horas después de que la Eurocámara aprobase en pleno una resolución no vinculante en la que pedía al Ejecutivo comunitario que revisara urgentemente dicho reglamento, por el que seimpide a los pasajeros subir a los aviones bebidas, perfumes y geles, a no ser que éstos vayan en minúsculos frasquitos que quepan en una bolsa de plástico de un litro.

Esa normativa fue acordada en septiembre de 2006, semanas después de que la Policía británica desmantelase una operación terrorista que pretendía hacer estallar varios aviones en pleno vuelo utilizando explosivos líquidos.

Conscientes de las molestias

Según explicó Barrot, la Comisión Europea, " es consciente de la molestia" que la normativa ocasiona a los pasajeros aéreos, por lo que "se compromete a revisarla de forma regular" y a informar a la Eurocámara. No obstante, recordó que, "la amenaza terrorista en Europa sigue siendo una realidad".

El comisario, además, puso de relieve su negativa a "correr riesgos de exponer al sector aéreo a las consecuencias económicas de un atentado", que según él serían mucho mayores que las de los costes de las medidas puestas en marcha para evitarlo.

La resolución aprobada por la Eurocámara reconoce la necesidad de reforzar la seguridad en los aeropuertos, pero alerta de las "molestias sustanciales" que el reglamento está causando a los pasajeros, y expresa su preocupación porque estos perjuicios "no sean proporcionales" al valor añadido en materia de seguridad que aporta la restricción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento