Mejor trazado, más corto y en un punto clave de la red viaria. Los 4,7 kilómetros de la nueva carretera que unirá la A-357 (carretera del Guadalhorce) y la A-367 (Ronda-Ardales) posibilitarán que el viaje en coche entre Ronda y la capital malagueña dure menos de una hora, según anunciaron ayer la Diputación y la Junta. Eso si, respetando el límite de velocidad.

El nuevo trazado

Calzada de 7 metros: Se construirá al norte de la actual MA-442 y su trazado irá  paralelo a esa vía, aunque con menos curvas. Tendrá un carril en cada sentido y una anchura total de 7 metros con 2 arcenes de 1,5 metros. Un turismo podrá circular hasta a 110 kilómetros/hora.

Clave en la comarca

5.000 vehículos al día: Pasan por allí diariamente 5.000 coches. Las más beneficiadas por la nueva conexión serán las 47.000 personas que viven en los pueblos del norte de la Serranía de Ronda. Éstos reducirán el tiempo de sus desplazamientos hacia la A-92, la comarca de Antequera y Málaga.

Presupuesto y plazo

11,2 millones de €: Es a lo que asciende el presupuesto de esta obra, que aún no se ha adjudicado. Tardará dos años en construirse.

Proyección de futuro

Preparada para ser autovía: La nueva vía está diseñada para permitir su desdoblamiento y construir una autovía si la intensidad del tráfico lo requiere en el futuro. Cuando finalice esta obra y se adecue la A-361, resultarán dos ejes viarios que conectarán Málaga con la carretera nacional IV y con La Roda de Andalucía (Sevilla).

 Un accidente colapsa la A-7

El siniestro entre un autobús, un camión y un turismo, en el que no se produjeron víctimas mortales, colapsó ayer la antigua N-340 en sentido Algeciras y obligó a cortar el carril izquierdo durante más de dos horas. Los conductores que  accedieron a la A-7 a partir de la Cala de Mijas se toparon con 13 kilómetros de caravana hasta casi las once de la mañana, cuando se retiraron los vehículos. Desde Fuengirola hasta Marbella se tardó más de una hora y cuarto por carretera.