Romeva
Raül Romeva, defendiendo la resolución independentista en el Parlament. ACN

El conseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, ha asegurado este martes que "en términos políticos" es un ministro, y que la polémica que genera esto no es una cuestión jurídica, sino política.

Lo ha dicho en una entrevista en el periódico italiano La Stampa, donde ha defendido la existencia de su Conselleria como una estructura de Estado de Cataluña y ha explicado que su rol es explicar en la esfera internacional "lo que está sucediendo en Cataluña", en alusión al proceso soberanista.

"No hacemos pasaportes ni firmamos tratados internacionales. Por ahora. Queremos ser un estado independiente y más pronto o más tarde lo seremos, con ministro obviamente", ha explicado quien fue cabeza de lista de JxSí en las elecciones catalana de 2015.

Romeva afirma que no esperarán "hasta el infinito" por un referéndumPreguntado por si nota confusión en los gobiernos extranjeros cuando explica el proceso, Romeva admite que existen dudas en sus interlocutores, pero asegura que "la cuestión de fondo" de lo que ocurre en Catalunya empieza a entenderse.

"Pero todos entienden que este es un movimiento cívico, democrático y pacífico. Entienden que el proceso es irreversible. El precedente escocés ayuda", reflexiona Romeva, que asegura que el Govern sigue apostando por un referéndum negociado con el Estado, aunque matiza que no esperarán "hasta el infinito".

Delegaciones en el exterior

Romeva defiende la existencia de las delegaciones de la Generalitat en el exterior, que asegura que hacen un trabajo normal de representación del Gobierno catalán pese a que "España se dedica a obstaculizar todo aquello que tiene que ver con nosotros".

Ha citado un ejemplo del trabajo de las delegaciones catalanas: "Tras los atentados de Bruselas, nuestra oficina se ha ocupado de los catalanes implicados. ¿El consulado español? Aún no ha llegado".

Viaje a Renzi

Romeva también se ha referido al viaje que hizo el primer ministro italiano, Matteo Renzi, a Catalunya para interesarse por las familias del accidente de tráfico de Freginals, donde fue recibido por el presidente del Govern, Carles Puigdemont, el propio Romeva, y la delegada del Gobierno, Llanos de Luna.

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer, punto. El Estado español ha estado ausente, no se por qué", ha concluido Romeva, que asegurado que con el mandatario solo hablaron de cuestiones relativas al accidente y no del proceso soberanista.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.