Dos agentes de Policía
Dos agentes de Policía, en una imagen de archivo. EFE/J.L.Cereijido

El Juzgado ha condenado a seis años y medio a Sonia C.P. por un delito de proposición de asesinato al tratar de contratar a un sicario para atacar a otra mujer, que era compañera de trabajo de su exnovio.

Creía que su víctima mantenía una relación sentimental con un compañero de la empresa de cátering en la que trabajaba y que era su expareja

La denunciada, que durante el juicio reconoció en el juicio los hechos y pidió perdón, creía que su víctima mantenía una relación sentimental con un compañero de la empresa de cátering en la que trabajaba y que era su expareja, y pretendía recuperar así al que había sido su novio.

La Fiscalía había solicitado 12 años de prisión para la acusada al considerar que ha quedado acreditada su intención de contratar a un sicario, así como que tomó medidas de precaución que evitasen que se la pudiera considerar como sospechosa.

Al respecto, el Ministerio Fiscal ha insistido en que el objetivo de la acusada era "hacer infeliz a su expareja" con la muerte de la mujer, que consideraba que había ocupado su lugar y con la intención final de conseguir que "volviera con ella".

Descartaron que no fuese consciente

El fiscal descartó que la acusada no fuera consciente de sus actos, al respecto de lo que se ha basado en los informes de los psicólogos forenses, cuyas conclusiones señalan que sabía "perfectamente" lo que hacía y lo que quería.

Tampoco la acusación particular consideró que "ninguno" de los informes psicológicos realizados a la acusada hubiesen confirmado que pudiese haber tenido alteradas sus capacidades cognitivas y volitivas cuando se produjeron los hechos. La acusación particular elevó la petición de pena a 13 años y medio, y reclamó una indemnización de 12.000 euros para su cliente en concepto de responsabilidad civil.

Por su parte, la defensa de la acusado había solicitado dos años y medio de pena, pero pidió que la prisión fuese "sustituida o complementada" por un tratamiento ambulatorio o en un centro psiquiátrico.

Consulta aquí más noticias de Ourense.