Javier Millán, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, ha denunciado "la pinza ejercida por la vieja política, aparentemente enfrentada pero que se pone de acuerdo en dos votaciones cuando de tapar sus vergüenzas y mantener las viejas prácticas se trata".

Por una parte, Ciudadanos se refiere a las modificaciones presupuestarias por valor de más de dos millones de euros, presentadas por el PSOE "por vía de urgencia y sin informar en ningún momento al resto de grupos municipales". Se trata, concretamente, de una propuesta para, a través del fondo de contingencias, hacer frente a dos sentencias condenatorias, una por valor de 1.902.366 euros a la empresa Detea por retrasos en el pago de la comisaría de la Ranilla y otra de 233.084 euros derivada de la suspensión del contrato de construcción de aparcamientos en la avenida de Coria y Crucero Baleares.

En su apuesta por "impulsar la transparencia frente al oscurantismo" en las prácticas del Ayuntamiento, el portavoz de C's consideró "inviable votar a favor de mantener unas formas de actuar que deben quedar erradicadas", añadiendo que "hay que cumplir las sentencias, pero con la escasa información que el gobierno nos aporta, no estamos en condiciones de prestar nuestro apoyo".

"Hemos estado dos meses negociando el presupuesto y no podemos votar a favor de dos modificaciones que ya se conocían en el momento de la negociación y que nos presentan por vía de urgencia y sin informarnos previamente, con la gravedad añadida de modificar un presupuesto que se ha aprobado hace solo cinco días y que dejaría al fondo de contingencia para imprevistos en apenas 350.000 euros", apostilló Millán.

Precisamente en este sentido Ciudadanos llevaba al pleno municipal una moción que pretendía ampliar las competencias de la Comisión de Contratación del Ayuntamiento más allá de la adjudicación para que también pudiera realizar un seguimiento actualizado de la ejecución de los contratos, recibiendo información de técnicos del Ayuntamiento y de las empresas y teniendo la potestad de solicitar informes al Secretario ante variaciones del presupuesto inicial, a fin de evitar situaciones como la relatada anteriormente.

"De esta forma los grupos municipales con presencia en dicha Comisión podríamos estar al tanto del devenir de la ejecución de los contratos y fiscalizar a las empresas, algo que hoy no ocurre a pesar de que en los últimos diez años en Sevilla ha habido un sobrecoste de 500 millones de euros sobre lo previsto".

"Buscábamos añadir transparencia y control al gasto público, tras desmanes como el producido en toda la ejecución de las Setas", que acabó costando 51 millones de euros más de lo previsto. "Ya nos encontramos con una pinza de PP y PSOE para que no echara a andar la comisión de investigación de Fitonovo, en un esfuerzo conjunto por tapar sus vergüenzas", recuerda el portavoz naranja.

Millán insiste en que "no nos deja de sorprender que sean de nuevo los dos partidos que han gobernado en este Ayuntamiento quienes se pongan de acuerdo para evitar que el pleno trate un asunto tan urgente como los sobrecostes que pagamos todos los sevillanos, mientras que sí permiten que se debatan temas que solo pretenden instar a otras instancias y que en muchas ocasiones ni siquiera son de carácter estrictamente municipal".

El portavoz naranja ha denunciado que "la vieja política sigue sin entender el cambio que pide la ciudadanía y ha vuelto a retratarse en este Ayuntamiento donde PP y PSOE siguen prefiriendo la opacidad antes que la transparencia, y los apaños y decisiones unilaterales desde el gobierno sin que el resto de partidos y la ciudadanía pueda tener conocimiento de sus decisiones".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.