Paimed, empresa del grupo Projar, especializada en jardinería urbana, ha conseguido salvar el 100 por cien de las palmeras que ha tratado mediante endoterapia realizada con emamectina, según ha informado la compañía en un comunicado.

La emamectina se obtiene por un proceso de fermentación microbiana y obtiene mejores resultados en ejemplares de palmera donde había resistencia por parte de las larvas de picudo rojo a los tratamientos realizados hasta el momento.

Se trata de un tratamiento de gestión integrada, avalado por numerosos estudios, que sustituye a productos químicos, cuyo uso se encuentra cada vez más desaconsejado por las autoridades competentes, para fomentar la protección del Medio Ambiente y de las personas.

La empresa ha señalado que la ventaja de la emamectina frente a otros tratamientos es que actúa de forma efectiva sobre las larvas al conseguir una asimilación total del producto por parte de la palmera. De esta manera, la larva muere al alimentarse de las fibras de la palmera previamente tratada.

Un único tratamiento al año

Según los responsables de Paimed, "la emamectina es el tratamiento más efectivo de los que se han utilizado hasta el momento en ejemplares de gran envergadura". Se realiza mediante un único tratamiento al año, reduciendo las molestias a los vecinos o al tráfico, y evitando el uso de medios de elevación y su consiguiente riesgo durante su manipulación.

La responsable técnica del servicio de mantenimiento de Paimed, Gema Palanca, ha asegurado que "en los jardines de Carlet hemos realizado este tratamiento desde hace dos años en las palmeras más representativas de la población, entre ellas las de mayor altitud, y se ha conseguido una efectividad del 100 por cien".

La aplicación de la emamectina se realiza con técnicas de endoterapia a baja presión, lo que permite acceder al xilema de las palmeras y ser más efectivo. Como todos los tratamienos de endoterapia, resulta más respetuoso con el medio ambiente ya que se inyecta directamente en la palmera o árbol y permite ajustar mucho más las dosis del producto.

Además. consigue minimizar las alergias y las reacciones de la población, dado que no se utiliza ni atomización, ni aspersión. Este sistema también permite respetar los insectos útiles y se puede aplicar en cualquier momento del día, sin tener en cuenta la climatología ya que va directamente al tronco del árbol o palmera, a través de una inyección en el tronco.

Consulta aquí más noticias de Valencia.