Los españoles desempolvaron de nuevo sus maletas en 2015 y realizaron 175,5 millones de viajes, un 4,7% más que el año anterior. No solo eso, gastaron un 9,7% más (37.953 millones de euros) y pasaron más noches fuera de casa (+5,3%).

Prácticamente todos los datos de la Encuesta de Turismo de Residentes (INE), son positivos. La tendencia ha cambiado. Estas cifras no son comparables con las de Turespaña (Familitur), competente de la estadística hasta enero de 2015, aunque el INE ha facilitado un procedimiento de enlace para las variaciones interanuales. En todo caso, la evolución previa dibujó una caída continuada desde 2012 en los desplazamientos.    

El 91,4% de los residentes en España opta por no salir del país. Estos viajes internos han crecido un 4,4%, pero lo han hecho aún más los viajes al extranjero, un 8,9%, que experimentaron un repunte en el último trimestre de 2015 (+11,2%). Los últimos tres meses del año fueron especialmente buenos, con un aumento total de los viajes del 6,9% respecto a los mismos meses de 2014.

Esta disparidad dentro/fuera también se aprecia en el número de pernoctaciones y en el gasto total. El 82,2% de las pernoctaciones corresponden a viajes internos y han crecido un 4% en un año; las noches en países extranjeros crecieron un 11,3%. Asimismo, los españoles gastaron 26 millones de euros (+8,4%) en viajes a otra comunidad o dentro de la suya, pero se dejaron casi la mitad, 11,9 millones, en el extranjero, un 11,6% más.

Este gasto fuera de nuestras fronteras fue un 14% mayor en el cuarto trimestre respecto al del año anterior. En cuanto al gasto medio por persona en viajes, fue de 216 euros (+4,7%) en todo el año, 162 en España (+3,8%) y 788 en el extranjero (+2,6%). Y el gasto medio diario fue de 51 euros (+4,2%), con una cantidad de 42 euros en España (+4,2%) y de 90 euros (+0,3) en el extranjero. 

¿Por qué viajamos? ¿Dónde dormimos?

Aunque la mitad de nuestros viajes son de ocio (47,1%) y se llevan en 55,7% del gasto total, las visitas a familiares o amigos crecieron más que estos el pasado año, un 5,8% frente al 2,1%. También los viajes de negocios viven un buen momento con una subida del 9,3%: las empresas y los profesionales gastaron en total un 15,6% más, con un desembolso medio diario de 88 euros, el más alto de todos.

Los españoles prefieren en general a la hora de dormir los alojamientos "no de mercado", lo que incluye las casas en propiedad o las de familiares o amigos. Esta opción fue la elegida en el 64,3% de los viajes; es más barata: el gasto medio diario es el más bajo con 28 euros. En hoteles, por contra, el gasto medio diario fue de 116 euros (17,2 millones y 45,5% del gasto total).    

Estas preferencias varían en función si nos quedamos en España o si nos vamos fuera. En los viajes internos, las viviendas de familiares o amigos ganan por goleada a todos los demás alojamientos, ya que es la opción en el 47,1% de los viajes. En cuanto al extranjero, ganan los hoteles (50,3%). Las viviendas en alquiler, en auge en los últimos años, copan ya casi el 6% de todos los desplazamientos.    

Si bien la elección de alojamientos hoteleros creció un 5,1% en 2015 respecto al año anterior, los no hoteleros los superaron en el tercer (+7,5% frente a +7,1%) y cuarto trimestre (+7,1% frente a +6,1%)

Cuando nos quedamos en España gastamos más en bares y en restaurantes (7,6 millones, el 29,2%) y en transporte (6,1 millones y 23,5%) que en alojamiento (5,8 millones y 22,6%). En el extranjero, más en transporte (3,3 millones, el 28,5%) y en bares y en restaurantes (2,4 millones y 20,7%) que en dormir (2 millones y 16,9%). Los españoles gastaron en 2015 un total de 10 millones de euros en comer y beber en sus viajes.

Andalucía, el destino preferido

La comunidad andaluza fue el destino más visitado el año pasado con un 17,3% de los viajes, aunque registró una caída del -3%. La segunda en la lista es Cataluña (12,3%), con un crecimiento del 3,3%; y la tercera, la Comunidad Valenciana (9,3%), con una caída del -1,5%. La Rioja, Navarra y Murcia fueron los destinos menos visitados, con valores que no alcanzaron los dos puntos porcentuales.

El destino donde más gastaron los españoles en sus viajes fue Canarias, con una media diaria de 61 euros. Los madrileños fueron los que más viajes hicieron (33,4 millones) y los que hicieron más gasto (8 millones, el 21,3% del total); los andaluces fueron los segundos en viajes (27,2 millones), pero los catalanes gastaron más que ellos (6,2 millones, el 16,5% del total).

Por último, la duración media de los viajes se incrementó el año pasado un 1,1%. En España fue de 3,59 días y en el extranjero de 8,51 días. En los meses de verano, fue de 6,3 días. El gasto medio diario más alto por viajero se realizó en el último trimestre del año: 60,19 euros.

En Semana Santa del año pasado se realizaron 6,4 millones de viajes, y en Navidad otros 6,81. A lo largo de todo el año, los viajes de fin de semana sumaron 56,2 millones y los de puente, 10,8 millones.