«Trabajo como los demás»
«Trabajo como los demás» Agencias

Ahora trabaja ocho horas al día (la mayoría desde casa, on-line) y le acaban de dar otro premio: «Ya tengo la parejita», bromea.

¿Hacer público su caso ayudó a que lo contrataran?
Creo que no. Garrigues (la empresa) nunca me ha utilizado para hacerse publicidad, lo que demuestra que me quiere por mi trabajo. Sí influyó para conseguir una oportunidad José Manuel Roig, profesor de económicas.

¿Qué contrato tiene?
Indefinido, algo raro hoy. Mis funciones son las mismas que las de los otros júniors: busco sentencias, artículos doctrinales..., pero también hago informes de fiscalidad o contabilidad.

¿Qué tal con los compañeros?, ¿y el sueldo?
La relación es genial. El ambiente de trabajo es muy bueno, y sin formalidades, lo que hace que sea muy agradable. Soy un júnior más, que es lo que quiero.

¿Barreras mentales?
Arquitectónicas. La mayor es encontrar aparcamiento cuando voy al despacho, que está en el centro. El parking más cercano está bastante lejos para ir con la silla y he pedido al Ayuntamiento que me deje aparcar en una parada de taxis que hay cerca, pero no me contesta.

¿Cómo ve el futuro?
Estoy centrado en mi trabajo y no tengo grandes planes. Me gusta hacer bien lo que hago, así que voy día a día intentando aprender lo máximo posible. Me ha costado bastante llegar hasta aquí, no me puedo dormir en los laureles y pensar que ya está todo hecho.