Uber vuelve a Madrid con pocos coches y limitado solo al centro

  • Es una plataforma que pone en contacto a usuarios y conductores profesionales.
  • La compañía quiere llegar pronto a Valencia y a Barcelona.
  • El 31 de diciembre de 2014 suspendió su actividad en España por una sentencia judicial que le prohibía prestar servicios en el país.
Uber.
Uber.
FORBES
Uber vuelve a operar en Madrid desde este miércoles, después de quince meses desde que un juez suspendiera en todo el territorio nacional la actividad de la empresa estadounidense. A las diez de la mañana, su nueva aplicación, UberX, empezó a poner en contacto a los usuarios con conductores profesionales, la gran novedad del servicio y escudo legal para poder operar.

Uber vuelve a operar en Madrid desde este miércoles, después de quince meses desde que un juez suspendiera en todo el territorio nacional la actividad de la empresa estadounidense. A las diez de la mañana, su nueva aplicación, UberX, empezó a poner en contacto a los usuarios con conductores profesionales, la gran novedad del servicio y escudo legal para poder operar.

Desde la compañía han expresado su voluntad de seguir expandiendo su actividad en España después de su regreso a Madrid y ha reconocido "tener en mente" ofrecer sus servicios en Valencia o Barcelona.

Licencias VTC, escudo legal

El escudo legal que esgrime la empresa para volver consiste en operar mediante vehículos que disponen de licencias VTC, que permiten arrendar vehículos con conductor. Estos permisos son concedidos por la Comunidad de Madrid y actualmente hay 1.500. Estas licencias están limitadas a una por cada treinta taxistas.

De esta forma, la empresa intenta evitar nuevos problemas con los taxistas, que el pasado mes de febrero ya protestaron porque la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicó una serie de recomendaciones entre las que se instaba a introducir mayor libertad de acceso al mercado del taxi y del alquiler de coches con conductor (VTC).

No obstante, desde la Federación del Taxi de Madrid ya han avisado a la compañía de que denunciará “si aprecia alguna ilegalidad en su regreso a la actividad”. "Desde la Federación utilizaremos todos los recursos legales que tenemos a nuestra disposición para que la Administración y los tribunales velen por la legalidad vigente", ha dicho Julio Sanz, portavoz de la Federación.

Los conductores que quieren formar parte de Uber, además de tener la licencia VTC, deben estar dados de alta en la Seguridad Social como autónomos o estar constituidos como una empresa; presentar sus antecedentes penales, ficha técnica del coche y la vigencia del seguro del vehículo. Además, la empresa se encarga de escoger a sus conductores.

Servicios más baratos

El precio mínimo por trayecto, que se abonará directamente en la tarjeta registrada, es de cinco euros, al igual que si cancelas la petición. El precio final del recorrido está enmarcado en una tarifa que combina tiempo (0,10 euros por minuto) y kilómetros (1,20 euros).

En su página web, Uber se compara con otros servicios y dice ofrecer sus servicios entre un 30% y un 40% más bajos que otras aplicaciones y los taxistas. Ponen como ejemplo un viaje desde la Plaza de Cibeles hasta el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas (T1), mientras con Uber cuesta 20 euros, con otras aplicaciones parecidas (como podría ser Cabify, que también trabaja con licencias VTC) serían 25 euros y con la de los taxistas son 30 euros.

Problemas legales

El servicio de la anterior aplicación, UberPop, dejó de funcionar en España el 31 de diciembre de 2014, después de que el titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid tramitara la demanda de la Asociación Madrileña de Taxi contra la compañía por competencia desleal y suspendiera de forma temporal el uso de esta aplicación, instando a las operadoras y tarjetas de crédito a que cortaran toda comunicación.

Disponibilidad de vehículos y zonas

Algunos usuarios han destacado en las redes sociales que no había vehículos disponibles cuando intentaron usar uno. Esto se debe a que la empresa no tiene muchos chóferes autorizados (aunque Uber no ofrece datos concretos) frente a los casi 16.000 taxistas que trabajan en la capital, lo que puede dificultar el uso de la aplicación y provocar demoras.

Otro de los inconvenientes que los usuarios han destacado es que no se puede programar el servicio, es decir, no es posible reservar un coche en el caso de que sepas a qué hora viajarás mañana al aeropuerto y si, ante los pocos conductores que hay, quieres asegurarte el trayecto. Tampoco se puede pedir este servicio fuera del centro o aeropuerto. En zonas como Usera, Carabanchel, San Blas u Hortaleza, aunque no está garantizado, puede que tengas suerte si hay algún conductor por la zona. No se pueden pedir en zonas más alejadas como Leganés, Vicálvaro o Alcobendas. Sin embargo, sí es posible ir desde las zonas operativas hasta estas otras, siempre y cuando el conductor acepte el viaje.

¿Cómo funciona UberX?

Para poder utilizar Uber debes de estar registrado, puedes hacerlo a través de la aplicación o en su página web. En ambas deberás introducir email, contraseña, nombre y apellidos, número de teléfono (no se mostrará) y una tarjeta de crédito, puesto que el pago a Uber es automático y la empresa se queda el 25% de cada viaje.

Para utilizar este servicio debes descargar la aplicación uberX y meter el correo y la contraseña. Después debes indicar dónde estás, dónde quieres ir y el número de DNI. La aplicación te muestra los conductores disponibles más cercanos (nombre, fotografía, matrícula e imagen del vehículo), seleccionas cuál quieres y te dice el tiempo de espera, que suele ser entre tres y siete minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento