Así recluta Estado Islámico: "Se acercó como un amigo y en un mes me convenció para ir a Siria"

Imagen de la Rue Neuve, la principal calle comercial de Bruselas.
Imagen de la Rue Neuve, la principal calle comercial de Bruselas.
EFE/Olivier Hoslet

Los atentados de Bruselas y París han puesto de manifiesto la capacidad de Estado Islámico para reclutar a jóvenes europeos, que se unen a sus filas de combate en Siria e Irak para después regresar a sus países de origen y preparar sangrientos ataques. Pero, ¿cómo logran convencer a esos jóvenes para que en un futuro se inmolen por la yihad? Un adolescente de 15 años ha contado este martes en la emisora francesa Europe 1 cómo un reclutador de Estado Islámico tardó solo un mes en convencerle para ir a luchar en Siria.

Su caso personal —sus padres se habían divorciado— lo había convertido en el blanco perfecto de la organización terrorista. "Era como un amigo. Se veía que yo no estaba bien y creo que se dio cuenta y se me acercó", comienza diciendo este joven de Bruselas. "Me dijo: '¿Estás bien? ¿Cuántos años tienes?' Era como un amigo de verdad, me consolaba. Al cabo de un rato, dijo: 'Vuelve mañana a la mezquita. Te voy a mostrar algo importante".

En los días siguientes, el hombre comenzó a mostrarle vídeos de Siria. "Había niños pequeños masacrados por el Ejército de Bachar (al Asad) y me dijo: 'Mira cómo los masacran, esta política no es nada buena, hay que destruirla", explica este joven. "La primera vez me sorprendió, pero luego me pareció normal", prosigue.

En una semana, el hombre pasó de mostrarle vídeos a proponerle viajar a Siria a combatir. "Me enseñó vídeos con personas que aseguraban que morían como mártires, de hecho murieron sonriendo. Al cabo de un momento me dijo: "Si quieres, te puedo llevar al paraíso, pero hay que luchar".

El discurso del reclutador terminó haciendo mella en el joven. "Al cabo de un mes, me dije 'voy a ir'. Me convencí de que esta vida es corta, pero la vida allá es más larga. Me fiaba de él cuando hablaba. Me dijo: 'Si mueres, tendrás el paraíso e incluso si no mueres tendrás una recompensa. Así que pensé en intentarlo", concluye.

Fue finalmente la madre del joven quien consiguió disuadirlo de sus intenciones de viajar a Siria a combatir y permanecer en Bélgica.

Este testimonio coincide con una serie de SMS con propaganda yihadista que jóvenes del barrio de Molenbeek han recibido en los últimos días, y que han sido denunciados en las redes sociales por un diputado de Bruselas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento