Sánchez: "No me cierro a que haya representantes de Podemos en el Gobierno del cambio"

  • El socialista cree que hay tiempo para constituir un "gobierno del cambio",  transversal, en el que podría haber miembros de Podemos y de Ciudadanos.
  • Ha descartado la gran coalición porque "traicionaría" a los votantes del PSOE.
  • "Trabajo para que haya un Gobierno pasado mañana. Cuanto antes".
  • Sobre el retraso del Congreso Federal de su partido, Pedro Sánchez considera que hace un favor a todos los militantes que quieran presentarse.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, comparece ante los medios tras reunirse con el president de la Generalitat, Carles Puigdemon.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, comparece ante los medios tras reunirse con el president de la Generalitat, Carles Puigdemon.
Vídeo ATLAS
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha asegurado en una entrevista radiofónica, que aún hay mucho margen para el error en referencia a las negociaciones para formar Gobierno. Sánchez espera que Podemos ceda y se una al pacto con Ciudadanos, “condición necesaria” para cualquier acuerdo del cambio. El líder socialista ha confesado estar abierto a diferentes formulación y no descarta un Ejecutivo formado por miembros de Podemos y Ciudadanos. El objetivo, según Sánchez es evitar unas nuevas elecciones y para ello, llama a la “generosidad” de las fuerzas políticas para “hacer realidad el Gobierno que necesita la sociedad”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no se cierra "a que haya representantes de Podemos dentro del Gobierno. Tampoco de Ciudadanos. La única formulación es un gobierno en el que estén representadas las fuerzas del cambio".

En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez ha considerado que hay tiempo para lograr un acuerdo que evite la celebración de unas nuevas elecciones. Aunque ha reconocido que no hay tiempo que perder.

"Ya no hay margen para el error. En la reunión de mañana con (Pablo) Iglesias voy a ser franco para poder desbloquear la situación. No tiene sentido mantener un gobierno de Rajoy que no tiene nada que ofrecer a los españoles", ha añadido.

Sobre su reunión con Pablo Iglesias, ha explicado que en ella hablarán de políticas. "La agenda que comparten los votantes de Podemos y del PSOE se llama desigualdad. Tenemos que hablar de empleo, de poner en marcha una agenda común más social que identitaria. Así creo que podríamos llegar a un entendimiento".

El líder socialista se reivindica como "un dirigente de un partido de izquierdas" ante la tesitura de elegir no entre izquierda y derecha "sino qué España queremos en diez años". En sus propias palabras, Sánchez ha añadido que trabaja "para que haya un Gobierno pasado mañana, cuanto antes". Sin embargo, ha vuelto a descartar la gran coalición porque a su entender supondría una traición "a nuestros votantes".

Preguntado por qué ha aprendido sobre las negociaciones infructuosas, Sánchez ha considerado que no se ha perdido el tiempo. "Hemos llegado dos formaciones nacionales a un acuerdo para propiciar ese gobierno transversal y es el primer paso hacia el cambio. Nos falta el paso izquierdo y es lo que quiero dar mañana con Iglesias".

Ya en conversación sobre cuestiones internas del PSOE, y concretamente respecto al retraso del Congreso Federal del partido hasta que se clarifique la gobernabilidad, Sánchez ha considerado que la decisión es un favor a los militantes por cuanto da más tiempo "a los que quieran presentarse". A su vez, ha indicado que si se presentaran más voluntarios a liderar el PSOE no lo entendería como una debilidad suya, "sino como una fortaleza" del PSOE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento