El Ayuntamiento de Alcalá prevé declarar no adscrita a la edil expulsada de C's y retirarle la liberación

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), gobernado por Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), ha decidido elevar a su pleno una propuesta para declarar como concejal no adscrita a la que fuera portavoz municipal de Ciudadanos, Ester Ruiz Lara, y retirarle la dedicación exclusiva gracias a la cual cobra 38.475 euros brutos anuales. Las medidas derivan de su expulsión de Ciudadanos.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), gobernado por Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), ha decidido elevar a su pleno una propuesta para declarar como concejal no adscrita a la que fuera portavoz municipal de Ciudadanos, Ester Ruiz Lara, y retirarle la dedicación exclusiva gracias a la cual cobra 38.475 euros brutos anuales. Las medidas derivan de su expulsión de Ciudadanos.

Recordemos que el pasado mes de febrero, Ciudadanos anunciaba que expulsaba de sus filas a la hasta entonces portavoz de la formación naranja en el Ayuntamiento de Alcalá, Esther Ruiz Lara, por incumplir supuestamente sus funciones y obligaciones como cargo público. Según Ciudadanos, Ester Ruiz, pese a gozar de régimen de dedicación exclusiva en el Ayuntamiento alcalareño, no estaría asistiendo a las juntas de portavoces o las comisiones delegadas de los plenos, por ejemplo.

Ester Ruiz y su abogado, José Antonio del Olmo, defendían por su parte que el expediente de expulsión promovido contra ella argumenta "dejación de funciones" y "desobediencia" a las estructuras del partido, anunciando un recurso ante el comité de garantías de Ciudadanos porque la decisión adoptada en cuanto a su expulsión no sería "firme". Ester Ruiz, en ese sentido, defendía que había acudido a todas las sesiones plenarias excepto a una en la que un "parte oficial de baja" probaría la "enfermedad" que sufría aquellos días.

En cuanto a la incomparecencia a las sesiones de la junta de portavoces y las comisiones informativas del Ayuntamiento, alegaba que entre las dos ediles de Ciudadanos en Alcalá mediaba un "acuerdo verbal", según el cual Esther Ruiz era quien se "volcaba" en la elaboración de las mociones y propuestas y la asistencia a tales órganos quedaría en manos de su compañera, que no ostentaba la Portavocía. Sobre la aludida "desobediencia" al partido, defendía que no había "recibido ninguna instrucción por escrito", ni siquiera en lo referente al apoyo de C's al PSOE en el pleno de investidura para que el socialista Antonio Gutiérrez Limones revalidase la Alcaldía.

Lo cierto es que el Ayuntamiento alcalareño ha decidido elevar a su pleno una propuesta, recogida por Europa Press, para "considerar a la concejal Ester Ruiz Lara como corporativa no adscrita a ningún grupo municipal" y proponer al alcalde que "disponga lo necesario para que la citada edil deje de desempeñar su cargo en régimen de dedicación exclusiva", reconociéndole el derecho a una "asignación mensual de 50 euros por el concepto de gastos de preparación y coordinación de comisiones informativas y plenos".

Según la propuesta de acuerdo, Ciudadanos solicitó el pasado 10 de febrero que Ruiz Lara fuese considerada como concejal no adscrita "por expulsión de la citada formación política" y aunque la afectada alegó que su expulsión de C's "no es firme al haber sido recurrida a la comisión de garantías", el pasado 22 de marzo, Ciudadanos formalizó un escrito acreditando la expulsión de Ester Ruiz "mediante resolución firme".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento