Rabdofilia. Es el fetiche de la flagelación.Esta parafilia la experimentan las personas que sólo pueden excitarse y conseguir orgasmos a través de la flagelación o los azotes. A veces esta parafilia se combina con humillación u otro tipo de conducta sádica, pero la mayoría de las personas suelen auto flagelarse hasta sentirse muy excitados.

Rapto. El juego de rapto y violación es el primero entre las fantasías femeninas. Muchas personas hombres y mujeres sólo pueden sentir el deseo sexual si se sienten forzadas o raptadas porque de este modo eliminan la culpa por desear. El rapto de la novia fue una práctica muy difundida en Europa hasta bien entrado el siglo XIX. Cuando una mujer deseaba a un hombre que no era del agrado de la familia o que no tenia dinero para pagar la dote, concertaban entre ellos dos un rapto con la consiguiente relación sexual, por este método el candidato no deseado se imponía y el honor de la familia quedaba restablecido, pero entre estos raptos pactados, a veces, se colaban otros no pactados en los que la mujer estaba obligada a casarse con el hombre que la había violado. El que los novios crucen el umbral de la casa conyugal con la novia en brazos en un recuerdo de esta práctica.

Rellenado. También denominado trufado o farsi. Consiste en introducir objetos en el ano o en la vagina. Se suelen introducir alimentos que luego se consumen como Tomates pequeños, huevos duros, fresas, plátanos, pepinos, nata montada, chocolate o cualquier otro alimente que agrade la persona que los va a consumir. En el año 1920 hubo un caso muy famoso en Hollywood. El famoso actor cómico Fatty Arbuckle conocido como "Fatty" porque era muy gordo, durante una fiesta introdujo en la vagina de una starlette de catorce años, hielo y una botella de champán. La chica murió a consecuencia de una peritonitis provocada por las lesiones. El actor fue absuelto. A veces los rellenados se realizan sin que la victima lo note, se recuerda el caso de una mujer que acudió al médico sospechando una enfermedad de transmisión sexual y este encontró una dentadura postiza en su vagina que le había introducido su amante sin que ella se diera cuenta. En las urgencias de los hospitales relatan y no acaban la cantidad de objetos que las personas pueden introducirse o dejan que les introduzcan en la vagina o en el ano.