Libres con cargos las mujeres acusadas de dañar a Nuestro Padre Jesús Nazareno de Osuna

  • Una de ellas se subió a una mesa junto al altar y golpeó el rostro de la figura con un objeto de pequeñas dimensiones.
  • La otra arrestada se quedó vigilando para que los feligreses no vieran lo que estaban haciendo.
Dos mujeres han sido detenidas por causar daños a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Osuna, en Sevilla.
Dos mujeres han sido detenidas por causar daños a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Osuna, en Sevilla.
OSUNA TV

La juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Osuna (Sevilla) ha dejado este lunes en libertad con cargos a las dos mujeres detenidas por los daños perpetrados el pasado día 24 de marzo en la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Osuna.

Los hechos se produjeron en torno a las 7.30 horas del pasado jueves en la iglesia de la Victoria de la localidad de Osuna, que se encontraba abierta al público, cuando una de las detenidas se subió a una mesa situada junto al altar del paso y, sacando un objeto de pequeñas dimensiones, golpeó el rostro de la figura, huyendo inmediatamente después.

Horas más tarde, el hermano mayor de la hermandad denunció los hechos en el puesto de la Guardia Civil de Osuna, iniciándose inmediatamente la investigación mediante el análisis de los sistemas de seguridad y las declaraciones de posibles testigos, lográndose la plena identificación de las presuntas autoras de los hechos en torno a las 22.00 horas del mismo jueves.

La conclusión a la que llegan los guardias civiles encargados del caso, tras valorar los datos obtenidos, es que la supuesta autora de los daños es una vecina de la localidad de Osuna, cuyas iniciales son M.S.R.O., con antecedentes policiales.

Asimismo, durante la investigación se ha podido constatar que la supuesta autora material de los hechos contó con la complicidad de una vecina de la localidad de Pedrera, C.G.A., cuya función fue la de vigilar las inmediaciones del templo para impedir que los feligreses que accedieran al mismo pudieran observar los hechos delictivos.

De este modo, ambas mujeres continúan en calidad de investigadas por un delito contra el patrimonio histórico, ya que la talla sería del siglo XVII, y otro delito contra la libertad y los sentimientos religiosos. La juez no les ha impuesto ningún tipo de medida cautelar y la causa la seguirá investigando este mismo Juzgado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento