El Ebro, a su paso por Zaragoza, tiene un caudal de 68 metros cúbicos por segundo, una cantidad que casi duplica a los 36 metros cúbicos por segundo que se registraban hace justo un año. En estos momentos, la reserva de agua en toda la Cuenca del Ebro supera el promedio de los últimos cinco años y está por encima de la cifra de 2006. En concreto, y según los últimos datos de la Confederación HIdrográfica del Ebro, l
os embalses tienen en reserva 3.817 hectómetros cúbicos de agua (el 51,56% de su capacidad), mientras que en la misma semana del año pasado la reserva era de 2.671 hectómetros cúbicos.