El municipio de Paterna está ultimando la puesta en marcha de la figura del defensor del ciudadano. Este nuevo cargo lo ocupará Mari Moreno durante los próximos cuatro años. Fue la presidenta de la Asociación de Mujeres de La Cañada durante 11. Su clave: el optimismo.

¿Cómo se siente después de su elección?

Muy satisfecha de que hayan pensado en mi para este puesto. Es un cargo con responsabilidad y espero no defraudar.

¿Cuál es el fin que pretende conseguir como defensora del ciudadano?

Que los ciudadanos puedan transmitir su problema y que dejen a un lado ese miedo a no ser escuchados. Crear una sociedad mejor en la que los vecinos de Paterna se sientan representados por una persona que no tiene ningún tipo de relación con el mundo de la política.

¿Cómo va a funcionar?

Aún no está decidido, pero la intención que tenemos es que primero pase por las concejalías pertinentes y después por mi.

Su labor, ¿cuál será concretamente?

Haría, por así decirlo, de mediadora. Más que nada para agilizar los trámites, las quejas y sugerencias que ponen los ciudadanos.

¿Ya se ha podido poner manos a la obra?

La verdad es que todavía no. Estamos en la fase de reuniones con el Consistorio. Tenemos que redactar unos estatutos y unas pautas a seguir, pero espero estar operativa lo antes posible.

¿Está sola en esta andadura?

Claro que no, tengo el apoyo de mucha gente que me está apoyando y que me aconseja desde el Consistorio, además de los grandes amigos que he dejado en la asociación de mujeres.

BIO Nació en Paterna hace 63 años. Sus mayores aficiones son sus tres nietos, pasear y leer en sus ratos libres.