Un nuevo tratamiento reduce los pólipos en los pacientes de cáncer colorrectal hereditario

  • La poliposis adenomatosa familiar (PAF) es un trastorno hereditario que se presenta en una de cada 10.000 personas.
  • Todavía no se sabe si la combinación de dos medicamentos  que reduce el número y tamaño de los pólipos previene el cáncer por completo.
Cáncer colorrectal en mujeres.
Cáncer colorrectal en mujeres.
MEJORCONSALUD.COM

Heredar una mutación en el gen APC conduce a un riesgo de por vida de casi el 100% de cáncer colorrectal. Mientras que el cáncer de colon se puede mantener a raya mediante la eliminación del intestino grueso, estos pacientes también tienen un riesgo de hasta el 15% de desarrollar cáncer en el intestino delgado, que es la principal causa de muerte por cáncer en este grupo de pacientes.

Un nuevo estudio ha identificado un tratamiento preventivo para estos individuos, una combinación de dos fármacos que reduce significativamente el número y tamaño de los pólipos precancerosos en el intestino delgado.

El investigador principal del estudio, Jewel Samadder, del Instituto de Cáncer Huntsman (HCI, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Utah, en Estados Unidos, dice que el tratamiento médico y quirúrgico de estos pacientes es difícil, ya que es complicado extraer pólipos precancerosos del intestino delgado y la extirpación quirúrgica de esta región del intestino, así como el intestino grueso, significa que los pacientes tienen dificultad para absorber los nutrientes. "Nos hemos quedado con muy pocas, realmente no hay opciones de tratamiento para ofrecer", lamenta.

La poliposis adenomatosa familiar (PAF) es un trastorno hereditario que se presenta en una de cada 10.000 personas. Es causada por una mutación en el gen APC (poliposis adenomatosa coli) que se hereda de uno de los padres. Los pacientes con PAF forman entre cientos y miles de pólipos en el intestino grueso y delgado y a muchos enfermos se les extirpa su intestino grueso para prevenir el cáncer de colon, pero para algunos con un gran número de pequeños pólipos del intestino delgado, es difícil prevenir que el cáncer se produzca.

Mediante estudios de investigación utilizando células de cáncer de colon cultivadas y en un modelo de ratón de PAF, los autores sugirieron que el bloqueo de dos vías bioquímicas diferentes al mismo tiempo puede inhibir el crecimiento del cáncer. Específicamente, en el modelo PAF de ratón, dando un fármaco que bloquea una vía de inflamación impulsada por la ciclooxigenasa-2 (COX-2) y un medicamento que tapona el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR), redujo en un 87 por ciento el desarrollo de cáncer de intestino delgado en los animales.

La doctora Deborah Neklason, investigadora del estudio, dice que el ensayo clínico actual utilizó la información obtenida en la ciencia básica para probar una combinación de fármacos de sulindac (inhibidor de la COX-2) y erlotinib (inhibidor de EGFR). "Este ensayo es un esfuerzo para ir a dos vías que se cruzan y ver si podemos reducir el desarrollo de pólipos y cáncer en el intestino delgado", señala Neklason.

Consigue menos pólipos y más pequeños

Se identificaron 92 pacientes con PAF en el Registro de Cáncer Hereditario Gastrointestinal del Instituto de Cáncer Huntsman, uno de los mayores registros en el mundo, y se introdujeron en una prueba en la que la mitad recibió el tratamiento farmacológico y la otra mitad un placebo. El ensayo, publicado en 'Journal of the American Medical Association', fue ciego por lo que ni los pacientes ni los investigadores sabían quién estaba recibiendo el medicamento.

Se sometió a ambos grupos de pacientes a una endoscopia antes del juicio y de nuevo después de seis meses con el fin de visualizar y caracterizar el tamaño y el número de pólipos antes y después del tratamiento. En el momento de la endoscopia a los seis meses, el grupo de tratamiento farmacológico registró significativamente menos pólipos (p <0,001) y más pequeños que el grupo de placebo con una reducción global en los pólipos del 71 por ciento (p <0,001).

Los efectos secundarios más frecuentes en los pacientes que recibieron el tratamiento fueron un acné como erupción cutánea (87%) y úlceras bucales (39,1%). Muchos pacientes tuvieron una reducción de la dosis del fármaco durante los seis meses del ensayo, pero esto no pareció afectar a la reducción en la cantidad de pólipos o el número, lo que sugiere que podrían utilizarse dosis más bajas de medicamentos en ensayos futuros.

Según Samadder, aunque este ensayo preliminar es alentador, todavía no se sabe si la combinación de medicamentos previene el cáncer por completo. Se seguirá a los pacientes durante los próximos dos años, lo que ayudará a determinar los resultados a largo plazo. En los futuros ensayos multicéntricos se analizará el uso de los medicamentos en dosis diferente, así como el uso de erlotinib y sulinac solos o en combinación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento