Algunos de los espacios más emblemáticos de los Reales Alcázares tendrán nuevo aspecto. Uno de ellos será la Alcoba Real del Palacio Mudéjar, considerado uno de los principales atractivos patrimoniales del conjunto palaciego.

También se remodelarán la bóveda de la Sala Capitular de la Casa Consistorial y el Palacio del Rey Pedro I, cuya fachada se está reparando actualmente y permanece cubierta por una lona que muestra a tamaño real su imagen original.

El presupuesto de estos nuevos trabajos es de 120.000 euros
La
empresa adjudicataria de las obras ha sido finalmente Tratamientos de Conservación y Restauración, S.L., tras el concurso público abierto por el Patronato del Alcázar, con un presupuesto de licitación de 120.000 euros.

Ésta misma empresa ya se encargó de la rehabilitación de la Media Naranja del Salón de Embajadores, desde 1998 hasta 2001. Esta zona ya ha pasado en multitud de ocasiones por “chapa y pintura” desde el siglo XVI.

De hecho, entre 1595 y 1600 se realizó una importante intervención con la restauración de la pintura y el dorado de la cúpula. Entre 1855 y 1858, se decidió conservar unos repintes aparecidos en sus Galerías. Y en los años 70 del siglo XX se retocaron las catorce últimas tablas.

Otros espacios que han pasado por el quirófano de la rehabilitación y lucen como nuevas son el Patio y Jardín del Príncipe, el Patio y Jardín de Las Flores o la Armadura del Anteoratorio en el Cuarto Real Alto.