casabioclimatica
La casa, en la que se han invertido más de 400.000 euros, está diseñada para aprovechar el sol, el agua de lluvia y la temperatura del subsuelo.

¿Se imaginan cómo es una casa autónoma? Posiblemente estén pensando en un hogar con las últimas tecnologías, muchos sistemas informáticos que programar y nada que ver con el descanso que proporciona una casa rural. No es el caso.


En aproximadamente un mes abrirá sus puertas como alojamiento rural Los Sestiles, la primera casa bioclimática de la provincia de Soria que será capaz de aprovechar el agua de lluvia, la luz, el calor del sol y la temperatura del subsuelo.

Será capaz de aprovechar el agua de lluvia, la luz, el calor del sol y la temperatura del subsuelo.

Su construcción y sistemas de mantenimiento marcan la diferencia con las habituales casas del medio rural. Se ha edificado en Dombellas un pequeño pueblo de la provincia de no más de 25 habitantes y es el proyecto casi culminado de una sociedad que aúna a esta localidad y a los vecinos de otra cercana, Santervás.

Ahorro energético

La construcción y el diseño de esta futura casa rural se han ejecutado bajo criterios de arquitectura bioclimática, optimizando los sistemas pasivos de climatización natural consiguiendo un mayor ahorro energético.

Antonio José Jiménez, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Carrascal, Tomillar, Llanos, Cuesta y otros , explica que se "optimizan los recursos naturales para conseguir que en todas las estancias la temperatura sea homogénea a lo largo de todo el año".

Casi autónoma

Para no empezar la casa por el tejado, los arquitectos estudiaron la orientación y ubicaron el edificio evitando el impacto del viento del norte.

Este sistema tiene muchas ventajas, entre otras, que proporcionará una temperatura mínima a la casa aunque no esté habitada

La Casa de Los Sestiles hará uso de placas solares instaladas en el jardín, energía que proporcionará electricidad y agua caliente que mantendrá la temperatura a través de los conductos de calefacción. "Este sistema tiene muchas ventajas, entre otras, que proporcionará una temperatura mínima a la casa aunque no esté habitada" explica Antonio.

Si algo llama la atención a primera vista es la forma del tejado que proporciona un diseño original al techo de las habitaciones.

Y es que todo tiene su razón de ser en esta casa. Recordando el antiguo aprovechamiento que los romanos hacían del agua de lluvia, esta construcción está rematada con un tejado pluvial. Recoge las precipitaciones y sin que se embalsen en la superficie, las canaliza por el interior del edificio hasta un depósito en el sótano. El agua de lluvia regará la zona del jardín y las plantas aromáticas, autóctonas de la provincia.

Innovador pero tradicional

Sus promotores han intentado que Los Sestiles tenga un aire innovador, pero integrado en la zona rural. " Lo que se pretendía es que no dejara indiferente y yo creo que se ha conseguido" dice José Luis de Las Heras, secretario de la sociedad. En esta línea las paredes se han construido con piedra extraída en el propio término municipal.

La casa rural es, además, accesible para discapacitados. Una de las cinco habitaciones está especialmente adaptada y se ha instalado un ascensor para llegar hasta la planta superior.
Cinco habitaciones, sala de estar, comedor, un salón privado que se completa con una bodega-cementerio de vinos de la tierra, diseñada para mantener los caldos a la de la temperatura precisa

Y es que este espacio está vinculado a otra de las actividades que está desarrollando la Sociedad en el pueblo. Ha convertido un vertedero en un terreno experimental de plantación de vid, cerezo y trufa.

La sociedad creada en el siglo XIX ha apostado por adaptarse a los tiempos y aprovechar el tirón del turismo rural

La sociedad creada en el siglo XIX para gestionar los recursos naturales y las actividades primarias ha apostado ya en el siglo XXI por adaptarse a los tiempos y aprovechar el tirón del turismo rural. "Aunque no tenemos experiencia en el sector sabemos que el turismo rural y el medioambiente es un valor en auge". Hemos visto además el buen funcionamiento de los alojamientos que se han puesto en marcha en Garray, municipio al que pertenece Dombellas" indica José Luis.

Esta sociedad ha invertido 400.000 euros en la construcción de la casa. " Hay que ajustarse a la normativa y los sistemas de ahorro de energía han encarecido la construcción" aclara José Luis al preguntrale por qué cree que Los Sestiles va a convertirse en la primera bioclimática. Essperan finalizar las obras y abrirla al público a finales de septiembre o principios de octubre.