Una vista aérea de la presa de Covão do Conchos, en Portugal, ha cautivado a miles de internautas tras la publicación de un vídeo que muestra este embudo fabricado por la mano del hombre y que parece sacado de una película de ciencia ficción.

Las imágenes fueron realizadas por tres amigos del municipio de Oliveira do Hospital, que emplearon para ello el uso de un dron. El vídeo, publicado en Youtube a principios de febrero, acumula en menos de dos meses más de 3 millones de visitas.

Este fenómeno se encuentra en la Serra da Estrela, en la mitad norte de Portugal. Las aguas de esta presa cubren un antiguo glaciar con un kilómetro de extensión.

Tal y como explican en la web oficial del ayuntamiento de Covilhã, se trata de una de las "mayores lagunas subterráneas", y su agua se aprovecha desde principios del siglo pasado para la producción de electricidad. Fue en 1912 cuando se inició la construcción de la presa, que concluyó en 1955. Este sistema forma parte de la central eléctrica de Sabugueiro.

El túnel, con más de 1.500 metros de profundidad, crea la ilusión óptica de que la presa está agujereada. Este canal se encarga de desviar las aguas de la Ribeira das Naves hacia la presa de la Lagoa Comprida.