Un fuerte estruendo, provocado por una persona ebria al golpear una puerta, ha provocado una estampida de nazarenos y público asistente a la procesión de la Hermandad de la Soledad de Badajoz de este pasado viernes.

Este episodio, que se ha quedado en un susto, puesto que tan solo han requerido asistencia sanitaria dos personas por ataques de ansiedad, ha ocurrido sobre las 23:55 horas en la calle San Pedro de Alcántara de la capital pacense al paso de la Virgen de la Soledad, justo antes de alcanzar el Arco del Peso en la Plaza Alta.

En ese momento, con las calles atestadas de público, un borracho que posteriormente fue identificado por la Policía Local, golpeó una puerta causando el pánico entre los asistentes, muchos de los cuáles salieron huyendo a la carrera.

La hermandad acabó el recorrido previsto

La Policía Local tuvo que intervenir con un megáfono para tranquilizar a la gente y desmentir que se tratase de algún disparo o explosión Tanto es así, que fue necesaria la intervención de la Policía Local, que hizo uso de un megáfono para tranquilizar a la gente y desmentir, como en los primeros instantes se llegó a especular, que se tratase de algún disparo o explosión.

Según la propia hermandad, algunos de los nazarenos no volvieron a retomar el desfile, que reinició el paso tras 15 minutos de desconcierto. Finalmente, la procesión acabó el recorrido tal y como estaba previsto.

Según la Policía, los golpes de alguien en una puerta desataron el pánico al pasar por la Plaza Alta. Muchas gracias a todos los hermanos por rehacer el cortejo y al público por su comprensión y apoyo.

Posted by Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad Coronada, Patrona de Badajoz on Venres, 25 de Marzo de 2016

Consulta aquí más noticias de Badajoz.