Les dicen que han llegado fuera de hora, que su médico no está o les dan cita para dentro de tres días. Los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) de Granada y las urgencias de los hospitales no paran de recibir a pacientes «rebotados» de los centros de salud sin valoración alguna de los profesionales de su centro de referencia.

José Manuel Fernández, médico DCCU de Gran Capitán -hay otras dos unidades de este tipo en Zaidín y La Chana- lleva todo este año haciendo constar en la hoja de asistencia de los pacientes a los que atiende cada vez que le dicen que les han mandado desde el centro de salud. La documentación completa ya se la ha facilitado al Distrito Sanitario de Granada para que la analice y subsane. «Lo sufren más las personas que no tiene médico adjudicado, estudiantes, transeúntes y extranjeros», explica este doctor.

En los hospitales la situación es similar. Humberto Muñoz, médico de urgencias del Ruiz de Alda y miembro de CCOO, sostiene que el porcentaje de pacientes que llega al hospital fruto de esta «derivación verbal» es «llamativo». Pero estos casos no deben confundirse con las derivaciones reales, que se realizan de forma reglada buscando completar la asistencia sanitaria del enfermo.

Difícil de demostrar

El director del Distrito Sanitario de Granada, Juan Ortiz, especifica que en sus oficinas no se ha registrado ni una sola queja de los usuarios al respecto y que «el paciente dice cosas que son difíciles de contrastar». Aclara que sí han podido demostrar que algunos habían mentido al decir que su médico no estaba en la consulta.

Sin avisos tras las 19 horas

Desde el pasado 19 de abril, el centro de salud de Gran Capitán deriva todos los avisos que recibe a partir de las 19 horas al DCCU, aunque sus consultas terminan a las 20 horas. Esta medida es fruto de una circular interna de la dirección del centro para aquellas demandas «tanto en el centro como a domicilio». Desde el Distrito afirman que sólo se derivan los avisos en la calle para que los médicos no acaben después de su hora.