Zamora dice que es la "semana grande" de Ciudad Real y pide dejar el protagonismo a las hermandades

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha señalado que la Semana Santa es la "semana grande" de la capital y ha pedido que se deje a sus verdaderos protagonistas, las hermandades y cofrades, su desarrollo.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha señalado que la Semana Santa es la "semana grande" de la capital y ha pedido que se deje a sus verdaderos protagonistas, las hermandades y cofrades, su desarrollo.

Zamora se ha manifestado así, en declaraciones a Europa Press, cuando se cumple la mitad de un evento que, en este año, cumple diez años de su declaración como de Interés Turístico Nacional.

La alcaldesa de Ciudad Real hace hincapié en que la ciudad "está llena de gente, disfrutando de las procesiones. Ya se anunciaba para estos días una ocupación del cien por cien en hostelería, se ha tenido un buen comienzo de Semana Santa y, si el tiempo nos respeta, se prolongará durante todos los días".

Desde el Ayuntamiento, ha dicho Zamora, "nos hemos volcado, engalanando la ciudad, haciendo la publicidad, estando presente en las procesiones de otra forma, eso sí, como nosotros entendemos que se debe hacer". "Evidentemente, ese décimo aniversario se está teniendo en cuenta y se está actuando en consecuencia".

"otra forma" de estar

Con respecto a esa "otra forma" de estar en la Semana Santa —el equipo de Gobierno no presidirá todas las procesiones— Zamora recuerda que el PSOE, cuando tomó posesión en junio de 2015, tomo la decisión de "intentar separar lo que son los actos religiosos de los actos de la Corporación y del equipo de Gobierno".

Ya se determinó, remarca, "a qué actos iba a asistir Pilar Zamora como alcaldesa y a cuales no y, en esa coherencia, vamos a seguir".

En la Semana Santa, explica Zamora, "presidiré la procesión del Santo Entierro, el viernes por la tarde-noche, que es la oficial, y luego estoy viendo la Semana Santa como lo que soy, una vecina normal".

"Yo vivo la Semana Santa en la salida de los pasos, por ejemplo, viendo el Cristo de Medinaceli el martes, en las calles de Ciudad Real, con mi familia y mis amigos. Como la he vivido desde que tengo recuerdos, desde que era pequeña", ha argumentado.

Zamora dice que nunca ha ocultado su "amor, respeto y trabajo por la Semana Santa", pero entiende que las creencias son del ámbito de lo más personal de cada uno.

"Yo empecé de costalera en una cuadrilla mixta, cuando las mujeres no teníamos ninguna representación en la Semana Santa de Ciudad Real y formé parte de esa primera cuadrilla mixta de costaleros y costaleras", ha señalado.

Como ciudadana normal

A ello añade que tiene "muchos" amigos entre las hermandades. "La idea es esa, que la alcaldesa puede presidir una procesión, pero Pilar Zamora, como ciudadana normal, pueda disfrutar de la Semana Santa", apunta.

Sobre el planteamiento de los grupos del PP y C's de presidir todas las procesiones que puedan, Zamora considera que "esta polémica política hace daño a la Semana Santa, no al equipo de Gobierno".

A su juicio, estas situaciones "quitan protagonismo a los que deben tenerlo, que son los que están trabajando todo el año por la Semana Santa, porque lo que estamos viendo estos días se está preparando desde el día siguiente de que acabe la semana del año anterior".

Eso, puntualiza, lleva un "gran esfuerzo, un gran trabajo, que es muy solidario, porque las hermandades de Ciudad Real son muy solidarias. Por ello, creo que la polémica perjudica a la Semana Santa de Ciudad Real y pienso que debe separarse la cuestión política de lo que es la Semana Santa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento