Los madrileños califican con un sobresaliente la oferta cultural y de ocio de la ciudad, según el Barómetro Municipal de Consumo del Ayuntamiento de la capital, que ha recogido la opinión de 1.174 ciudadanos mayores de 16 años sobre estos servicios.

Las encuestas -realizadas entre el 20 y el 29 de junio- revelan que un 89,8 por ciento de los ciudadanos consultados considera adecuados los horarios, los servicios de venta de entradas (concretamente, el 89,5 por ciento), las instalaciones (el 89,1 por ciento), la programación (el 87,8 por ciento), el transporte (87,2 por ciento) y la accesibilidad (78,4 por ciento).

Los espacios culturales más visitados son los museos (27,7%), seguidos del teatro y las exposiciones

Además, siete de cada diez valoran la oferta cultural y recreativa con 4 ó 5 puntos sobre 5.

Los espacios culturales más visitados por los ciudadanos de Madrid en su tiempo libre son los museos (el 27,7 por ciento de los encuestados los visita al menos una vez al mes), seguidos del teatro (donde acuden el 16,9 por ciento de los madrileños), las salas de exposiciones ( para el 11,9 de los preguntados) y las bibliotecas (en el 11,3 por ciento de los casos).

Precio adecuado

Con relación al precio de estos servicios, casi la mitad de sus habitantes lo considera adecuado.

En su tiempo libre, los ciudadanos de la capital acuden a diversos lugares recreativos, entre los que destacan los cines (frecuentados en un 54,7 por ciento), los bares y las cafeterías, (por un 50,1 por ciento de los encuestados), los centros comerciales (43,9 por ciento) y los restaurantes (en el 43,9 por ciento de los casos).

La mitad de los encuestados dice que este año ha gastado lo mismo que el anterior

Cerca de nueve de cada diez encuestados (87,3 por ciento) consideran cubiertas sus expectativas de ocio y tiempo libre con la oferta cultural y recreativa existente en la actualidad en Madrid.

En cuanto al gasto en estos servicios hay que subrayar que la mitad de los ciudadanos (el 50,9 por ciento) indica que este año ha invertido lo mismo que el anterior, mientras que el 28,3 por ciento afirma que ha incrementado este gasto y el 16,8 por ciento señala que lo ha reducido.