César Cadaval
César Cadaval, de cacería. TWITTER

Esta semana, el cómico sevillano César Cadaval, uno de los miembros del dúo cómico Los Morancos, ha provocado el enfado de muchos usuarios de redes sociales al hacerse pública una imagen suya de caza en Bostwana. La fotografía, en la que aparece rifle en mano junto al cuerpo de un leopardo, la publicó Mebenca Safaris, una empresa dedicada a organizar cacería en el país africano.

Aunque la empresa retiró la imagen después de que se generase la polémica en las redes sociales en España, el revuelo ya estaba creado y ha llegado al punto de que Compromís ha pedido al Gobierno que RTVE no contrate más al humorista.

Sin embargo, ahora, el dueño del safari de la discordia ha salido en defensa de César Cadaval. Tal y como relata VerTele, el propietario de Mebenca Safaris, Pedro Benítez, ha certificado que el cómico no cazó ningún animal, ni leopardo ni otro y que la fotografía fue tomada hace cuatro años, cuando el humorista fue invitado por él a hacer turismo en África.

Tenían que haber puesto la fotografía, pero la del matrimonio portugués que lo había cazado

"Es mi amigo y estaba allí invitado a mi casa", ha asegurado Benítez que ha subrayado que " don César Cadaval no ha abatido ni un solo animal", pero ha añadido que si lo hubiera hecho "habría estado en su derecho". Además ha precisado que otros cazadores, el matrimonio portugués que abatió al leopardo de la polémica, le reconocieron y le pidieron que se hiciera fotografías con ellos y con el animal, a lo que accedió "amablemente".

El error fue, según ha añadido, que la fotografía estaba en los archivos de la empresa desde que se tomó hace cuatro años y se publicó en un folleto divulgado en una feria turística del pasado fin de semana en la Feria de Madrid. "Tenían que haber puesto la fotografía, pero la del matrimonio portugués que lo había cazado", ha comentado.

Por ello, ha defendido que su amigo no cazó ni tiene nada que ver con esta polémica de la que culpa a las "mentiras" de los "energúmenos", "anticaza, antitaurinos y antitodo" que critican desde "la poltrona".

Benítez ha querido expresar enfado por esta situación y ha invitado a estos "antitodo" a viajar a su rancho en África para conocer la realidad de la caza, de la población y las condiciones de vida de la población local antes de "crucificar (a Cadaval) como crucificaron a Jesucristo, sin razones ni motivos, igual que a los que imputan y luego salen absueltos".

También ha recordado que, como el esquí o el golf, la caza no está prohibida en ningún país del mundo.