El Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ha condenado este jueves a Radovan Karadzic a 40 años de cárcel por genocidio en la matanza de Srebenica y otros nueve crímenes de guerra (asesinato, terror, ataques ilegales a civiles y toma de rehenes) y lesa humanidad  (persecución, exterminio, asesinato, deportación y actos inhumanos) durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

Karadzic, de 70 años, fue sin embargo absuelto de uno de los dos cargos por genocidio, una de las más difíciles de demostrar porque la Fiscalía debe poder asegurar que el presunto autor tenía la intención de cometerlo.

Karadzic, expresidente de la República de Srpska, es según el veredicto del alto tribunal de la ONU culpable de lala mayor matanza desde la II Guerra Mundial. El TPIY sostiene que entre el 11 de julio y el 1 de noviembre de 1995 participó en una "organización criminal conjunta" para matar a unos 8.000 hombres bosnios musulmanes y desplazar forzosamente a mujeres, ancianos y niños.

Los "cascos azules" holandeses fueron incapaces de impedir la masacre, cometida por tropas al mando del general  MladicEse enclave estaba en un principio protegido por fuerzas internacionales de paz. No obstante, los "cascos azules" de la ONU, holandeses en este caso, fueron incapaces de impedir la masacre, cometida por tropas serbobosnias al mando del general Ratko Mladic.

Karadzic admitió en 2012 ante el tribunal que dio "una orden para actuar en Srebrenica", pero especificó que se trataba de una "operación militar para crear un corredor" que separara las localidades de Srebrenica y Cepa. Karadzic añadió que "frenó muchas veces" al Ejército serbobosnio y que cuando dio su aprobación para entrar en Srebrenica, el fin era "proteger a civiles y musulmanes".

Culpable también del asedio a Sarajevo

El exlíder serbobosnio estaba también acusado de sembrar el terror entre la población civil durante el asedio a Sarajevo con una campaña en la que supuestamente utilizó francotiradores y bombardeos, entre abril de 1992 y noviembre de 1995. Un total de 11.541 sarajevitas, entre ellos mil niños, murieron durante el sitio.

Un total de 11.541 sarajevitas, entre ellos mil niños, murieron durante el sitio. En otro cargo, la Fiscalía afirmaba que el exlíder serbobosnio fue responsable del hacinamiento de miles de bosnios croatas y bosnios musulmanes en centros de detención, en unas condiciones de vida calculadas para destruirlos físicamente.

Además, se acusaba a Karadzic de saber o tener razones para saber que tropas bajo su control efectivo habían cometido o estaban a punto de cometer crímenes, y que él ni los previno ni castigó posteriormente a los culpables. Todas estas atrocidades habrían sido llevadas a cabo por Karadzic al ser partícipe en varias "organizaciones criminales conjuntas".

Esta decisión judicial ha sido una de las más importantes del TPIY, establecido en 1993 para procesar a los presuntos responsables de las graves violaciones de derechos humanos cometidas en los territorios de la Antigua Yugoslavia.