La Guardia Civil de Tráfico desarrolla a partir de hoy, y hasta el día 16, una campaña especial de control del uso del cinturón de seguridad, que se efectuará a unos 40.000 vehículos en todas las carreteras de la Región de Murcia.

Se trata de la segunda campaña de este tipo realizada en las carreteras murcianas en 2007, tras la que tuvo lugar a principios de año y que se saldó con 42.445 controles a otros tantos vehículos, de los que fueron denunciados 328, es decir, el 0,77 por ciento.

El reglamento general de circulación establece que el uso de cinturones de seguridad, correctamente abrochados, es obligatorio para el conductor y los pasajeros tanto en trayectos urbanos como en carreteras.

El incumplimiento de esta norma está considerado como infracción grave, y se sanciona con una multa de 150 euros y la pérdida de tres puntos.

Tráfico informó en un comunicado de que los sistemas de seguridad se utilizan cada vez más, aunque existe cierta "resistencia" cuando se viaja en los asientos traseros de los coches y, de forma especial, durante trayectos por zonas urbanas.

Para la Jefatura Provincial, el cinturón de seguridad es el sistema más rentable y eficaz que reduce la posibilidad de muerte en casi un 50 por ciento en caso de accidente, y su uso generalizado en cualquier asiento, y en todos los trayectos, hubiera evitado 250 muertes en España en 2006.

Un  muerto y 27 heridos en la operación retorno

Un muerto y 27 heridos, nueve de ellos graves, es el balance de los 17 accidentes de circulación ocurridos durante el fin de semana, concretamente desde las 15.00 horas del viernes a las 00.00 horas de hoy, en la última fase de la operación 'Retorno de vacaciones'.

El siniestro mortal se produjo el pasado sábado, a las 20.20 horas, en el punto kilométrico 0,300 del camino Cueva Negra-Las Peñas, perteneciente al término municipal de Fortuna, cuando se produjo una colisión entre un turismo y un ciclomotor. A consecuencia del impacto, la conducta del ciclomotor, de 61 años, que no llevaba casco, falleció.

La Guardia Civil y las policías locales realizaron un total de 752 pruebas de alcoholemia, de las que 50 resultaron positivas, lo que sitúa la tasa de alcoholemia en un 4,52 por ciento, inferior a la registrada la pasada semana (6,20 por ciento).