Catorce de los 16 altos funcionarios gubernamentales detenidos en los últimos meses por corrupción mantenían amantes, a las que no dudaban en satisfacer utilizando recursos públicos, informa hoy la prensa local.

Además, diez de esos responsables vendieron tierra a precios baratos a cambio de sobornos de las inmobiliarias o desviaron fondos públicos para proyectos de construcción lucrativos, según datos de una exposición contra la corrupción que está recorriendo Pekín.

Una 'top model' al servicio del político
Entre los casos más sonados, el ex líder político de Shanghai, Chen Liangyu , involucrado en el escándalo de los fondos de pensiones de la ciudad, mantenía varias amantes, entre ellas una "top model" y una alta funcionaria pública, dice la agencia 'China News Service' .

También el ex teniente de alcalde de Pekín, Liu Zhihua , encargado de las obras olímpicas y destituido en junio del 2006 por corrupción, "se quedó en el camino por un lío de faldas", publica el diario 'South China Morning Post' .

Guerra contra la corrupción gubernamental
A poco más de un mes del Congreso del Partido Comunista de China , Pekín está enfrascado en un combate contra la endémica corrupción gubernamental que, según han reconocido los máximos dirigentes, amenaza el propio mandato de la formación que gobierna el país desde 1949.

Pero tener amantes y concubinas es una costumbre extendida, desde tiempos inmemoriales, entre los hombres chinos, lo que hace de su erradicación una tarea harto compleja. En junio entró en vigor una nueva normativa que prohíbe a los funcionarios públicos mantener amantes, contratar los servicios de prostitutas, abandonar a sus familias o no atender a sus mayores.