Las visitas a deshoras de los familiares y el poco respeto a las normas básicas han provocado las quejas de los trabajadores del hospital, que denuncian que no pueden hacer bien su trabajo debido a la cantidad de gente que hay por los pasillos y las habitaciones, informa La Verdad .

Centro de puertas abiertas

Desde que declararon este centro hospitalario 'de puertas abiertas', los problemas no han hecho más que aumentar. Hay niños montando en bici por los pasillos, acompañantes que usan las camas preparadas para nuevos pacientes para echarse unas horas y familias que piden pizza para cenar en las habitaciones de los enfermos, lo que hace que éstos no puedan recuperarse con normalidad y no puedan descansar bien.

"Cada vez se respetan menos las normas básicas de hospitalización"

Las plantas más afectadas por la ausencia de control de las visitas son las de Pediatría y Obstetricia, donde habitualmente las patologías que se ingresan suelen tener un pronóstico leve, y desde hace un tiempo también se ha sumado Ginecología, ya que también han subido a las parturientas a esta planta por encontrarse en obras la suya.

Según el sindicato de Enfermería Satse, que ha transmitido el sentir de la mayoría de la plantilla del Hospital, el problema está en que "cada vez se respetan menos las normas básicas de hospitalización".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ELCHE