Torre de la Mutua, parte del complejo de las Cuatro Torres
La Torre de la Mutua, en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, alcanzará estos días su límite: 250 metros. Con esta altura será el edificio más alto de España.

La Torre de Cristal de la Mutua Madrileña, que será, junto con la Torre de Caja Madrid, el más alto de los cuatro rascacielos que se construyen en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, tendrá un jardín vertical que colgará desde la cima del edificio hasta cuatro plantas más abajo y será visible desde el Paseo de la Castellana.

Estará rodeado por paredes de cristal, aunque no tendrá techo

Según explicó una portavoz de la empresa, el jardín, cuya estructura ya está terminada, estará rodeado de paredes de cristal, aunque no tendrá techo, y la parte trasera se podrá ver igualmente desde las últimas plantas de oficinas de la torre.

El diseño de esta obra ha corrido a cargo del botánico francés Patrick Blanc, responsable del primer jardín vertical que se ha instalado en España, situado en un lateral del número 36 del Paseo del Prado de la capital, frente al Jardín Botánico.

Iluminado de noche

Por la noche, el "jardín de invierno" estará iluminado y tendrá, según la 'web' de la Mutua Madrileña, el aspecto de "un inmenso farol" cuya luz podrá verse en todo el paseo de la Castellana y desde muchas zonas del norte de Madrid.

La Torre de Cristal, cuya obra, incluido el jardín colgante, terminará en el primer trimestre de 2008, se convertirá, con sus 250 metros de altura, en el edificio de oficinas más alto de España y entrará en la lista de los 100 rascacielos más altos del mundo.

Cuando se acabe, en el primer trimestre de 2008, será el edificio de oficinas más alto de España
Esta altura provoca que el frío y el calor sean más intensos en las plantas superiores, hasta el punto de que la diferencia entre la temperatura en la planta baja y en las más altas sea de hasta 12 grados.

Otro elemento destacado de la torre de la Mutua Madrileña es su amplio vestíbulo de diez metros de alto, que abarcará toda la planta baja y tendrá todas las paredes de cristal.

Este material, como indica el propio nombre de la torre, es el empleado en todo el exterior del edificio, que tendrá más de 4.500 ventanas.

Medición de seísmos

Además el rascacielos contará con un dispositivo de medición de movimientos sísmicos en tiempo real que monitorizará posibles temblores de tierra, con un registro constante de los mismos que se podrá consultar en Internet de forma instantánea.

Mutua Madrileña no ha comenzado aún a comercializar los más de 76.000 metros cuadrados de oficinas, repartidos en 46 plantas de las que dispone la Torre de Cristal, cuya superficie útil se dedicará íntegramente al alquiler de oficinas.