Los spammers descubren el 3D
Cualquier truco es bueno para evitar los filtros de correo. F-SECURE
Los programas de correo electrónico utilizan diversos métodos para detectar y eliminar el correo no deseado. Lo más común es identificar los mensajes considerados spam e introducirlos en una base de datos, de forma que cuando vuelvan a enviarse sean detectados y pueda evitarse que lleguen al buzón del usuario.

Los spammers se sirven de ordenadores de otras personas para modificar las imágenes
Para evitar este filtro, los spammers modifican contínuamente sus mensajes. Éstos se enviaban en un principio en formato texto, pero como eran fáciles de detectar se pasaron a las imágenes. Cuando los filtros han aprendido a leerlas surge otra innovación: las imágenes en tres dimensiones.

La compañía de seguridad F-Secure explica que hasta ahora los remitentes de correo no deseado se limitaban a cambiar el color o el tipo de letra de sus mensajes para evitar ser bloqueados. Donde antes aparecía la palabra 'Viagra' escrita en minúsculas y de color negro se sustituía por mayúsculas y rojo.

Los filtros contra el spam aprendieron a detectar estas pequeñas modificaciones, por lo que los spammers se han visto obligados a buscar nuevas formas de variar sus mensajes.

La solución por la que han optado es modificar sus imágenes, distorsionándolas y dotándolas de aspecto 3D, de forma que sea aún más difícil detectarlas por parte de las herramientas de filtrado.

La creación de imágenes 3D requiere de cierta capacidad de computación, algo que según F-Secure no es un problema para los spammers. Éstos, además de enviar correo no soliticado, suelen controlar miles de ordenadores esclavos o zombis, computadoras que pueden ser controladas desde el exterior para que, por ejemplo, realicen tareas como la modificación de imágenes.