El Ayuntamiento quiere acabar con los vertederos incontrolados, por lo que ha iniciado una campaña. La iniciativa ha empezado este verano con la retirada de 1.000 toneladas de escombros y enseres en algunas partes de Córdoba. También se colocarán carteles informando de la prohibición de tirar basura fuera de las zonas habilitadas.