Cada mes hay en la ciudad 70 operaciones antidroga
Los afters del centro son uno de los núcleos más importantes de venta de drogas en la ciudad.(M. Fuentes)
El tráfico de drogas en A Coruña se extiende más allá de Penamoa. Se produce por toda la ciudad, incluso en pleno centro. Si bien las intervenciones policiales más importantes se siguen llevando a cabo en el poblado chabolista, cada mes la Policía Nacional –según sus propias estadísticas– realiza unas 70 incautaciones lejos del que es el principal foco de venta de estupefacientes herculino.


Además, en lo que va de año, el 091 ha desarticulado una veintena de puntos de venta de droga de relativa importancia situados en lugares como A Palloza, paseo de Los Puentes, Labañou, Elviña, Os Castros, Os Mallos, Elviña o Monte Alto.

Pero la actuación de los agentes policiales no se detiene en la periferia, sino que hay redadas y decomisos también en Juan Flórez, Orzán o, incluso, Los Cantones.

Sobre todo, hachís

El hachís y la cocaína son las sustancias que más se mueven por las calles coruñesas. En la veintena de intervenciones realizadas en lo que va de año por la Policía Nacional se incautó un total de 12,1 kilos del primero y 574 gramos de la segunda, lo que en el mercado es el equivalente a casi 2.300 dosis.

Por lo que respecta a la heroína, desde el pasado mes de enero se han incautaron 374 gramos, unas 4.600 dosis; el grueso de éstas, en el poblado chabolista de Penamoa, que sigue concentrando el mayor tráfico de esta sustancia y se mantiene como el ‘supermercado de la droga’ coruñés.

Los ‘after’ son los nuevos focos

No es casualidad que en la zona centro también se detecten y se desarticulen puntos de venta de droga. En el entorno de Juan Flórez –en pleno Ensanche– se encuentra la mayoría de pubs que funcionan como afterhours y en los que suele ser habitual la presencia de individuos que se dedican al trapicheo a altas horas de la madrugada. En este sentido, el 091 ha realizado dos redadas en lo que va de año en dos locales de la zona. En ellas fueron detenidas tres personas, que solían aparecer por los bares para contactar con posibles clientes. Los traficantes portaban unas 530 dosis de cocaína, valoradas en 15.000 euros.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE A CORUÑA