Unos 400 empleados de las diferentes instalaciones deportivas municipales están llamados desde hoy y hasta el miércoles a la huelga de 18 a 23 horas. Lo han establecido así para coincidir con la celebración del Eurobasket en el centro deportivo San Pablo. La idea, según explica UGT, era manifestarse a las puertas de estas instalaciones, pero finalmente no se llevará a cabo debido a la negativa de la Delegación del Gobierno por motivos de seguridad.  Con esta huelga reclaman mejoras en la seguridad y en los derechos laborales de los empleados.